El Coto de la Isleta recuperará su carácter público con un parque de ocio

  • El contrato del Ayuntamiento con la empresa GSC para gestionar el mantenimiento de playas y pinares contempla también la construcción de un centro logístico con infraestructura ecológica

El Ayuntamiento firmaba ayer con la empresa GSC el contrato municipal para la gestión del mantenimiento de las playas y pinares de la ciudad, después de una adjudicación no exenta de polémica y con una reciente huelga de trabajadores del servicio a sus espaldas. Un contrato que costará a las arcas municipales más de 20 millones de euros de aquí a 2016 y que contempla, además de la limpieza y la conservación de estos espacios libres de la ciudad, la creación de parques de ocio en varias zonas verdes de la ciudad y la construcción de un centro logístico con infraestructura ecológica para el almacenamiento de maquinaria y la recepción de restos de podas.

El nuevo contrato, según explicaba ayer la concejal de Medio Ambiente, Beatriz Fuentes, supone la renovación de la flota de vehículos y de la maquinaria de limpieza, con la que, a partir de ahora se podrá acceder a zonas a las que antes sólo se podía proceder a la limpieza de manera manual. También se dará un impulso a la recogida selectiva de basuras y se aumentará la plantilla, de los 43 que hay actualmente, a 66, a partir de 2010.

Pero las novedades 'estrella' del nuevo servicio son la construcción del centro de conservación de playas y pinares y la puesta en marcha de un programa para fomentar el uso público, durante todo el año, de las playas y los pinares. La primera zona que se va a ver beneficiada con este programa será el Coto de la Isleta, donde se recuperará su antiguo carácter público con nuevas instalaciones deportivas y de juegos, mesas y bancos, papeleras, isletas de reciclaje, aparcamientos de para bicicletas, senderos, señalización. Lo que el director territorial de GSC, Rafael Santos, denominaba ayer un "parque de aventuras". La renovación de este parque estará lista, según la edil de Medio Ambiente, "en un par de años". Luego, se actuará en el pinar del Aculadero, con la recuperación de las indicaciones sobre el circuito deportivo, y se rehabilitará el paseo marítimo.

En realidad, el programa de uso público se extenderá a lo largo de los próximos años a todas las playas, áreas litorales y zonas forestales de la ciudad, promoviendo en ellas actividades de animación y deportivas que se desarrollen durante cualquier época del año. Igualmente, la empresa se compromete a llevar a cabo campañas de comunicación y de concienciación ambiental.

En compensación por la contaminación que produzca el servicio (aunque van a equipar la flota con vehículos que funcionan a gas natural), la empresa concesionaria tendrá que plantar un millar de árboles anuales (8.000 árboles en los próximos ocho años). Según comentaba el jefe de servicio de Medio Ambiente, Antonio Caraballo, se tratará de plantar los primeros, cuanto antes, en el "mal llamado parque del Guadalete", pues actualmente es sólo un "vertedero sellado por la Junta". El propio Caraballo ha insistido en que, a partir de 2009, El Puerto será un referente en el ocio saludable y medioambiental, contando con 500 actividades de educación ambiental que se desarrollarían tanto en las zonas en las que actúe GSC, como en el Centro de Recursos Ambientales (CRA) y el parque metropolitano de Los Toruños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios