El Puerto

Continúan las gamberradas contra las estatuas de la ciudad

  • El empeño municipal en adecentar las estatuas no sirve de nada sin colaboración

El empeño puesto en práctica por el Ayuntamiento para adecentar poco a poco las diferentes estatuas de la ciudad no sirve de mucho si no va acompañado por la colaboración ciudadana, y por supuesto si sigue habiendo gamberros que sin el más mínimo temor a las consecuencias la emprenden a brochazos con cualquier efigie de las que se exhiben en el casco urbano. Si hace poco era la imagen de Pedro Muñoz Seca, en la plaza Peral, la que resultaba vejada por enésima vez, ahora le ha tocado el turno al busto del carnavalero El Chusco, situado en la pequeña calle que discurre entre Micaela Aramburu y la Bajamar. Pero no es el único caso. Similar estado presenta el busto de Alfonso X en la calle Cañas, con pintura roja en el rostro. ¿Cuál será la siguiente?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios