El obispo de Cádiz bendice la talla de Santa María de Valdelagrana

  • La imagen ha sido realizada en el monasterio francés de Notre- Dame de Pitié, en Montpellier

El próximo domingo, 18 de mayo, será un día de fiesta para la parroquia de Santa María de Valdelagrana. A las doce de la mañana acudirá el obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, para presidir la eucaristía en el transcurso de la cual se bendecirá la nueva imagen de la Virgen adquirida por la parroquia. La bendición de la imagen será a las doce del mediodía en la parroquia, situada en la calle Sevilla, en Valdelagrana, y posteriomente los asistentes podrán disfrutar de una convivencia festiva. Valdelagrana es el único distrito de El Puerto que pertenece a la Diócesis de Cádiz, ya que el resto de la ciudad se adscribe a la Diócesis de Jerez.

La imagen de Santa María de Valdelagrana está hecha de piedra dolomita y ha sido adquirida por la parroquia, a través del Monasterio de Nuestra Señora de la Defensión (la Cartuja de Jerez) al Monasterio francés de Notre-Dame de Pitié, en Mougères, localidad perteneciente a la Diócesis de Montpellier. La talla ha sido realizada por las monjas de Belén, de la Asunción de la Virgen y de San Bruno. Tal y como explica el presbítero Juan Enrique Sánchez Moreno, "la talla pertenece a una escena de Navidad. De inspiración gótica-oriental, tiene una factura sobria, transmitiendo armonía, paz y juventud. Siguiendo la tradición medieval, busca fomentar desde unos rasgos estilizados y muy espirituales la respuesta meditativa del que contempla la imagen". La Virgen lleva en la talla un velo blanco, "señal de pureza y santidad", y un vestido verde "que nos recuerda la actitud del creyente que camina en la Iglesia hacia Dios", dice el presbítero.

En las manos de la Virgen se puede observar, en la derecha, un libro con la inscripción "Haced lo que Él os diga", tomada del Evangelio de San Juan 2,5, en el episodio de Las Bodas de Canaán. En la otra mano lleva una piña que representa la iglesia y que a la vez es un elemento muy común en el entorno de la parroquia, por los frondosos pinares que la rodean.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios