Ayuntamiento y sindicatos acuerdan reestructurar la Guardería Forestal

  • Se crearán tres nuevas unidades, una para inspección, otra de supervisión y la tercera para la vigilancia ambiental

Ayuntamiento y sindicatos acordaron en la mañana de ayer la reestructuración de las funciones de la Guardería Forestal, el cuerpo que se ocupa actualmente de la vigilancia del medio ambiente en el término municipal. La plantilla se repartirá entre tres unidades de nueva creación. Una de ellas, la de vigilancia ambiental, mantendrá las competencias que tiene actualmente la Guardería Forestal. Las dos restantes se encargarán de la supervisión e inspección de otras tareas que tiene asignada actualmente el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento. En este sentido ocho de los veinte agentes que conforman la plantilla pasarán a formar parte de las nuevas unidades. La propuesta consensuada coincide en casi su totalidad con la planteada la pasada semana por los sindicatos CC.OO., UGT y CGT.

Cuatro agentes conformarán la unidad de inspección ambiental, que se encargará de vigilar qué hacen las empresas con sus residuos. Éstas están obligadas a contar con un gestor de residuos (que se encarga de recogerlos y trasladarlos para su posterior transformación) tal y como establece la ordenanza municipal de basuras aprobada en 2004 . Hasta ahora, esta labor estaba a cargo de tres inspectores del Área de Medio Ambiente. De hecho, hace tres años se adquirieron tres vehículos y se comenzó a hablar de la posibilidad de que la Guardería Forestal asumiera estas funciones.

Mientras tanto, otros cuatro agentes forestales pasarán a la unidad de supervisión ambiental. Ésta se dedicará al control de los contratos y concesiones que dependen del Área de Medio Ambiente. Entre ellas se encuentran la limpieza pública, la recogida de mueles, los autobuses urbanos, los jardines públicos o los edificios municipales.

Ya por último, la unidad de vigilancia medioambiental mantendrá las atribuciones de la Guardería Forestal. Estará conformada por 13 funcionarios que pasarán a denominarse agentes medioambientales. Trabajarán de forma coordinada con otras fuerzas de seguridad con competencias medioambientales (caso del Seprona de la Guardia Civil o la Policía Autonómica). Los cinco policías locales adscritos actualmente a la Guardería Forestal pasarán a esta unidad de vigilancia.

Dentro de la propuesta de los sindicatos, se encontraba también la revisión de las categorías laborales de los agentes. Esto ha quedado sobre la mesa ya que se tratará una vez se inicien las negociaciones de las escalas salariales y nuevos puestos de trabajo de la plantilla del Ayuntamiento (la llamada RPT-Relación de Puestos de Trabajo). También hay un compromiso por ambas partes de dotar de más medios a las unidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios