Amal-Esperanza inicia el programa de acogida de niños saharauis

  • Los interesados en participar en esta iniciativa social tienen hasta el próximo 8 de junio para solicitar su inscripción

La asociación Amal-Esperanza ha comenzado el programa 'Vacaciones en paz 2010', que como en años anteriores, consiste en la acogida temporal de menores saharauis durante el verano. La entidad viene desarrollando este programa desde el año 1993 y permite que, durante el mes de julio y agosto, niños y niñas de entre 7 y 12 años, salgan de los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf y vengan a El Puerto para ser acogidos por familias de la ciudad.

Este programa se lleva a cabo con diversos objetivos, como es el evitar a estos niños y niñas las altas temperaturas del desierto y las tormentas de arena que tanto daño le causan en ojos, garganta y oído. Durante su estancia aquí, se aprovecha para hacerles revisiones médicas que detecten y corrijan problemas de salud, así como para suplir las carencias nutricionales que suelen padecer los menores. Por otro lado, esta iniciativa mantiene y estrecha los lazos culturales entre ambos pueblos, ya que ellos fueron tan españoles como los de aquí hace tan sólo 35 años. De igual modo, este programa de acogida, además de establecer y consolidar las relaciones de amistad y cooperación entre las familias españolas y saharauis, contribuye a reparar la deuda histórica que España contrajo con este pueblo. El plazo de inscripción para participar en este programa está abierto hasta el próximo 8 de junio. Aquellas personas interesadas en la acogida, pueden solicitar información llamando al teléfono 686 769 065, acudiendo a la sede de la asociación (calle Calvario, 2) los martes a partir de las 20 horas, o bien visitando su página web: www.amalesperanza.org.

Por otro lado esta asociación ha denunciado la grave vulneración de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental, que la policía y el ejército marroquíes están cometiendo en una estrategia de terror constante y sistemático, donde prohibe los derechos de expresión, reunión, circulación y manifestación pacífica, y además secuestra, tortura, viola a mujeres y hombres, y les encarcela en condiciones infrahumanas. Por este motivo, Amal exige al rey Mohamed VI que ponga fin a esta política de acoso, intimidación, violencia y detenciones. También pide el cese en su feroz represión policial contra la población saharaui y los activistas pro derechos humanos, así como la liberación de presos políticos saharauis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios