Acuarelistas y sketchers participan en la quedada pictórica 'Art Puerto'

  • Varios artistas de la provincia de Cádiz se reunieron ayer en la plaza de España para crear obras

Cuadernos, lápices, botes de pintura, caballetes y mucho talento invadieron ayer la plaza de España desde las 11 de la mañana. En torno a 15 acuarelistas y sketchers se instalaron en los alrededores de la zona para dar rienda suelta a su imaginación y experimentar una mañana de convivencia y arte. "Es unirse distintos dibujantes y pintores en el momento, a disfrutar, el pintor normalmente trabaja individualmente en su casa, y esto permite socializar, es muy bonito", explica Marcela Pacerini, una de las sketchers participantes en la iniciativa, incluida en la programación de las II Jornadas artísticas de Art Puerto 2017.

Buscando un hueco en la sombra y huyendo de los rayos de sol mañaneros, los artistas se dispersaron. Los sketchers, procedentes de Sevilla, Chiclana, Cádiz, Sanlúcar, El Puerto o Jerez, con cuadernos en sus manos, se dedicaron a capturar el instante y dibujar lo que sentían. Marcela se decantó por un detalle arquitectónico aunque lo habitual sea incluir personas en este tipo de creaciones. "Pueden pintar, por ejemplo, la escena de la terraza del bar o un edificio, el efecto lumínico de cualquier cosa" comentaba Javier López, de la Asociación de Acuarelistas de Andalucía, mientras dibujaba los detalles de una acuarela expresionista que pretendía finalizar en una hora y media. Entre pinceladas, la quedada pictórica atrajo a pintores con una larga trayectoria y a otros más jóvenes como Irene, que se acercó guiada por su curiosidad a observar las obras.

Los curiosos se acercaban a las obras, que no presentaban una temática definida. "Cada uno pinta lo que quiera, pueden ser personas, objetos de la calle, cualquier cosa es válida", señaló Javier López que fue acompañado por Paco Peralta, pintor acrílico y otros de la vocalía de Cádiz.

La mayoría optaron por detalles de la fachada de la Iglesia Mayor Prioral mientras que otros se marcharon a la zona del Castillo de San Marcos en busca de inspiración.

El grupo de sketchers, que lleva trabajando cinco años en la zona de Cádiz realizaba sus creaciones sentados en las sillas de un bar o en el portal de las casas, a diferencias de algunos acuarelistas que pintaban de pie.

Marcela Pacerini explicó que los sketchers han surgido en la última década. "Es un movimiento que justamente ahora está cumpliendo diez años a nivel mundial", comentó la dibujante, que sostiene que soltarse es la clave para pintar buenos cuadros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios