Valderas pide a los votantes de IU en las municipales su respaldo el 9-M

  • El candidato de IU rechaza el "mercadeo electoral" de los grandes partidos · En materia energética, propone gravar el consumo de energías no renovables

Comentarios 1

Si el voto a Izquierda Unida en las elecciones municipales del pasado año se trasladase a las elecciones autonómicas, IU no sólo conseguiría sobrepasar la actual cifra de seis escaños en el Parlamento andaluz, sino que Diego Valderas sería diputado. Por lo tanto, no es de extrañar que ayer el candidato de IU reclamase en feudos amigos (los pueblos gaditanos de Espera y Alcalá del Valle) que el voto de las municipales "se convierta en voto político" el 9-M, de forma que se consiga un doble objetivo: "frenar el avance del PP y reorientar las políticas del PSOE".

Un PSOE al que también hubo ayer alusiones, en el mismo día en que Manuel Chaves y José Luis Rodríguez Zapatero ofrecían su multitudinario mitin en Sevilla, por considerar una "indecencia" que "no quieran un giro político a la izquierda", al tiempo que criticaba el "mercadeo electoral" que se está dando en esta campaña con las sucesivas promesas de ayudas de diferentes tipos, que han convertido al ciudadano en un "cliente".

Valderas llamó de nuevo al voto de la izquierda, el que puede arrebatarle el PSOE, asegurando que las ideas que ha defendido la federación como el pleno empleo, el desarrollo sostenible o la necesidad de un nueva política industrial han sido aceptadas, pero lamentando "qué triste es tener la razón pero no la confianza de la izquierda". Para obtener esa confianza, Valderas llamó a sus militantes a la movilización, a captar votantes en el tajo.

Por la mañana, el líder de IU exponía sus compromisos en materia energética ante uno de los emblemas de la lucha contra las centrales de ciclo combinado: la central de Arcos. La progresiva sustitución de las energías fósiles por fuentes de energías renovables con una mayor participación pública en la gestión de éstas son objetivos prioritarios para IU, que también aboga por gravar fiscalmente el consumo de energía procedente de "fuentes sucias" y bonificar el de energías renovables. Además, Valderas se comprometió a la elaboración de un nuevo plan energético ante la "ineficacia" del que se ha desarrollado, la sustitución de las centrales de ciclo combinado y destinar un 0,4 por ciento del PIB andaluz a la lucha contra el cambio climático.

La agenda del candidato de Izquierda Unida ha quedado suspendida para hoy, al fallecer en la tarde de ayer su suegro tras una larga enfermedad.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios