Valderas retoma la bandera del Estatuto como logro propio

  • El candidato critica a PSOE y PP siguiendo el guión para diferenciarse · El líder de IU apela a mujeres, jóvenes y trabajadores a hacer posible el cambio político

Comentarios 1

Diego Valderas cumplió ayer con lo establecido en su guión abanderando el Estatuto como propio y justificando en el texto las propuestas de reforma de la situación andaluza. En un discurso entre las críticas al Gobierno del PSOE, al que tiene que arrebatar los votos necesarios para incrementar la presencia parlamentaria de IU, algunos ataques al PP y la exposición de algunas de sus líneas programáticas, el candidato de la coalición cubrió ayer el debate a cuatro reivindicando como ya es tradicional el "giro político a la izquierda" y con un discurso de clave social en materia económica, de vivienda o medio ambiente. Valderas no cambió un ápice su discurso para el debate, en el que intentó sintetizar la utilidad del voto a IU que viene propugnando desde hace meses -y años-.

El candidato de Izquierda Unida trató de rentabilizar, como viene haciendo en cada acto hasta ahora, la participación de su formación en la elaboración del nuevo Estatuto de Autonomía, haciendo numerosas referencias al texto durante su intervención: desde su alabanza pública a los parlamentarios Antonio Romero y Concha Caballero -más allá de disputas- hasta la atribución directa de que el Estatuto se ha construido con "el esfuerzo especialmente de IU", Valderas se esforzó por vincular el texto a su formación frente a un PA que se negó al texto y un PP que "llegó tarde".

El líder de IU llegaba al debate con el objetivo de diferenciarse del PSOE, su rival en el voto, y del PP, su antagonista ideológico y conforme a él actuó durante el programa. Mirando directamente al candidato socialista durante gran parte de su intervención y comenzando su discurso con un "señor Chaves" en cada ocasión, el líder de IU le fue enumerando los problemas de Andalucía que no se han resuelto en los años de Gobierno del PSOE: desde la baja renta media y salario al paro, la pobreza o las deficiencias sanitarias o de educación y criticando el "triunfalismo, querido Chaves". "Señor Chaves, compartirá conmigo que su credibilidad en algunos asuntos llega tarde", espetó Valderas, quien también lanzó dardos a la política de concertación socialista o al pacto por la vivienda. Fue prolijo en sus críticas, con profusión de datos -excesivos por momentos- y contribuyendo junto al resto de la oposición a presentar un panorama que el presidente de la Junta tildó de "catastrofista".

Tampoco quedó fuera de las críticas el PP dentro de lo ya previsto, con alusiones al Gobierno de José María Aznar y su actuación en la reforma laboral o agraria, e incluyéndolo en el lote cuando aludió de nuevo a la utilidad de IU al haber denunciado la situación del Ayuntamiento de Marbella en numerosas ocasiones.

Casi culminado el debate, Valderas cumplió con lo que se está convirtiendo en otra tradición en su discurso: la apelación a mujeres, jóvenes -igual que hace cuatro años- y trabajadores sin pedirles directamente el voto "para protagonizar el cambio político a la izquierda". Satisfecho, según declaró al final del programa, aprovechó asimismo para pedir de nuevo que el cara a cara se abra a los otros dos partidos.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios