ELECCIONES ANDALUZAS

Chaves llama al voto y apela al andalucismo para que no ganen ýlos integristasý

  • El candidato endurece sus críticas al PP y afirma que el PSOE es el único partido que puede impulsar Andalucía y España

Comentarios 43

En las gradas del velódromo de Dos Hermanas hubo altibajos. Aunque las 30.000 personas que acudieron ayer al mitin estaban entregadas a la causa, lo cierto es que el líder, José Luis Rodríguez Zapatero, se llevó las mayores ovaciones. Manuel Chaves, quien le antecedió en la palabra, tuvo que conformarse con un único grito de “presidente, presidente” cuando enfatizaba en la crítica al PP, un aspecto al que dedicó buena parte de su discurso en un escenario que “siempre nos da mucha suerte y donde demostramos la fuerza que tenemos”. Chaves no aportó ninguna idea nueva en su intervención ante un público venido en 480 autobuses desde numerosos rincones de la Comunidad. Era la fiesta del socialismo andaluz a 14 días de las elecciones y el secretario general del PSOE de la tierra les dijo lo que querían oír: “Andalucía ya no es una región de charanga y pandereta”. Los ciudadanos, apuntó, “no aceptan imposiciones y quieren ser respetados” y, “aunque aún tenemos problemas, hemos cumplido el mandato que nos dieron cuando nos pidieron, por favor, socialistas, saquen a esta región de la miseria y la marginación”. Estas palabras, como es lógico, animaron los aplausos y los movimientos de las banderas rojas y verdes que inundaban las instalaciones. Pero el público estaba ávido de reproches al PP, a la derecha, como se refiere Chaves en la mayoría de las ocasiones al principal partido de la oposición, y el candidato se entregó dando los titulares del día. “No podemos consentir que se instalen en el poder unos integristas”, sentenció el candidato, quien añadió que “la derecha debe lamentar su derrota hasta que aprenda”.

Son sólo dos de las perlas que lanzó el aspirante socialista, quien también tachó al PP de “insolidario” porque, a su juicio, no practica la lealtad institucional entre comunidades autónomas, y a sus integrantes les colgó el cartel de “príncipes de la mentira y de la manipulación” en relación a los atentados del 11 de marzo de 2004, una tragedia que, junto a la guerra de Iraq, empieza a ser una alusión ineludible en el discurso del PSOE. Por todo ello y porque Andalucía y España “sigan siendo un punto de referencia de la modernidad frente al conservadurismo”, Chaves hizo un llamamiento para que se acuda a votar y se apoye a quien, a su juicio, “puede impulsar esta Comunidad y este país, que es el Partido Socialista”. “No podemos dejar que ganen quienes nos llaman indolentes”, añadió como una reflexión más en ese intento por despertar la necesidad de acudir a las urnas.

El candidato a la reelección también apeló al respaldo de los andalucistas “de buen corazón”, un caladero de votos en el que quieren pescar todas las formaciones. “Si ser andalucista es respetar a esta tierra y modernizarla, no hay nadie más andalucista que nosotros”, manifestó Chaves, quien ayer, y en esta ocasión delante de Zapatero, volvió de nuevo a defenderse por llevar 18 años en el poder, algo que concita las críticas de la oposición. Sin embargo, el líder de los socialistas andaluces tiene fácil el argumento en este caso y siempre lo esgrime: “Llevamos gobernando los mismos años que llevan ellos en la oposición, y si estamos así es porque el pueblo quiere, porque aquí cada uno vota lo que le da la gana”. Además, insistió en que “si a esta tierra le va tan mal y los socialistas somos tan malos como dicen, ¿cómo es posible que pierdan unas elecciones tras otras?”. Chaves cree conocer la explicación de por qué los populares no acaban de tener opciones de relevar al PSOE en la Junta: “Ellos nunca han creído en Andalucía y los andaluces tampoco creen en la derecha”, reiteró. En la línea de situarse como un candidato con ideas frescas a pesar de afrontar, con 62 años, sus sextas elecciones, aseguró que él representa “lo nuevo” mientras que el PP “es lo obsoleto”.

Como ideas centrales, resaltó el compromiso de alcanzar el pleno empleo y de lograr que Andalucía se sitúe en pie de igualdad con las regiones más avanzadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios