Álvarez propone crear una Consejería de Vivienda y otra de Inmigración

  • El candidato andalucista a la Junta ha considerado que con el actual organigrama de la Junta, la vivienda y la inmigración quedan delegadas en distintos departamentos, lo que crea "ineficacia"

Comentarios 5

El candidato a la Presidencia de la Junta por Coalición Andalucista (CA), Julián Álvarez, ha propuesto la creación de una Consejería de Vivienda y otra de Inmigración para que estas materias, que son de las que más preocupan a los andaluces, reciban un tratamiento "adecuado" y "eficaz".

Álvarez ha expuesto sus propuestas para la reforma de la administración autonómica y local a las puertas del edificio "Torretriana", en Sevilla, y sede de las Consejerías de Economía, Turismo y Educación.

El candidato andalucista ha considerado que con el actual organigrama de la Junta, la vivienda y la inmigración quedan delegadas en distintos departamentos, lo que crea "ineficacia".

Álvarez ha asegurado que su política de vivienda se basa en asegurar este derecho a todas las personas para que incluso puedan exigir su cumplimiento ante los tribunales.

Entre el paquete de medidas que propone CA, Álvarez ha destacado la necesidad de capitalizar el pago del alquiler para que más tarde sirva como entrada a la compra de un piso, la construcción de 50.000 viviendas anuales -30.000 de ellas de VPO y el resto para alquiler- y la creación de un Servicio Andaluz de Vivienda.

Además, ha apostado por la construcción de viviendas protegidas y de albergues para aquellas situaciones excepcionales y de extrema urgencia.

El candidato ha asegurado que su gestión al frente del Ayuntamiento de Écija (Sevilla) durante ocho años "avala" sus propuestas en materia de vivienda ya que, según ha explicado, el 70 por ciento de las viviendas que se construyeron en su mandato fueron protegidas.

En materia de inmigración, el candidato ha considerado que la Unión Europa debe comprometerse y garantizar un Estatuto de Frontera con el Sur de Europa que conlleve inversiones y prestaciones para hacer frente a este fenómeno.

En su opinión, la inmigración legal es "positiva" y "necesaria" para la comunidad, por lo que ha defendido que el concepto de "ciudadano andaluz" se amplíe a todos aquellos inmigrantes que viven y trabajan en Andalucía.

Por otra parte, Álvarez ha abogado por limitar por ley el número máximo de consejerías y por crear cuatro vicepresidencias para coordinar las grandes áreas de Gobierno, Economía, Sociedad y Medioambiente.

Además, ha apoyado la creación de una red comarcal de servicios públicos y de ventanilla única y ha apostado por elaborar una ley de coordinación de las administraciones públicas.

Álvarez cree que la administración autonómica debe ser más "eficaz, moderna y transparente" de lo que es en la actualidad ya que ésta es la "clave para el progreso de Andalucía".

Sobre la administración local, el candidato andalucista ha abogado por suprimir las diputaciones e impulsar la comarca, que sería una entidad local con órganos de gobierno elegidos de forma directa por los ciudadanos.

El aspirante andalucista ha opinado que podrían crearse ente seis y siete comarcas por provincia, aunque ha matizado que su propuesta, de salir adelante, nacería del consenso con el resto de partidos.

A la comarca -según Álvarez- se vincularían la organización y ordenación del territorio, la planificación económica y los valores culturales.

Además, ha abogado por el traspaso de competencias de la Junta los ayuntamientos en materia relacionadas con la prestación de servicios a los ciudadanos y por una ley andaluza de régimen local que regule las características de cada ayuntamiento y su relación con el gobierno regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios