La reina del flamenco baila en su castillo

 El castillo de San Sebastián, en Cádiz, brilló en una noche estrellada con el estreno de la obra Medusa, protagonizada por la artista Sara Baras. Una vez más provocó que su baile, en la ciudad que le vio nacer, tuviera un lleno absoluto , con alrededor de tres mil personas que pudieron disfrutar del espectáculo lleno de magia, donde la producción y la temática junto con la música,  fueron tan protagonistas como los intérpretes.

Al inicio del acto Sara tuvo unas palabras de agradecimiento para el artista y compositor portuense Javier Ruibal por haber hecho posible con su colaboración la adaptación  de la obra.

Durante el espectáculo la bailaora  demostró un vez más el  dominio  de su  arte en el movimiento de  sus brazos y de su taconeo, haciendo de la combinación  momentos únicos e irrepetibles, provocando el aplauso de todos los congregados.  En la función resaltaron   los colores del  vestuario realizado por los diseñadores gaditanos Tere Torres y Javier Cosano, presentes en esta gala en el plácido anochecer gaditano. Tras finalizar Sara Baras tuvo unas palabras de agradecimiento para sus padres, colaboradores y un recuerdo muy especial y emotivo para el gran maestro y amigo Paco de Lucía, recordando algunos momentos vividos en el mismo lugar. El fin de fiesta lo protagonizó la artista con su madre, Concha Baras, la más grande, como algunos la califican y su hermana Triqui Pereyra. Entre los espectadores  a la cita en el castillo caletero se encontraban Antonio Fernández Repeto, Eduardo López Vegue, la cantante María Rosa, el mencionado compositor Javier Ruibal, Violeta Romero, Manuel Estrella, Guillermo Boto y la bailaora María Rosa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios