Cena en el Cortijo Las Monjas de Ronda

HA sido una de las más concurridas fiestas veraniegas. En el cortijo Las Monjas, en Ronda, propiedad de la familia Hohenlohe, la princesa Ira de Furstenberg ha aprovechado para reunir a un nutrido grupo de amigos en una desenfadada velada. Von Fuerstenberg organizó una divertida cena en el cortijo rondeño para homenajear a una de sus invitadas, la baronesa Helene Ludinghausen, con motivo de su cumpleaños. Muchos de los presentes venían de sus alrededores y otros viajaron desde Francia, Italia, Nueva York y Líbano para no perderse la convocatoria.

Los invitados, pudieron disfrutar de un cóctel en los jardines de la casa, con un paisaje idílico de viñedos y montañas. Seguidamente se sirvió la cena que estuvo amenizada por un cuadro flamenco, que con su arte arrancó el aplauso de los comensales.

Durante el postre la homenajeada sopló las velas de la monumental tarta, mientras lo congregados entonaban el cumpleaños feliz.

La noche se prolongó con baile y música hasta ya entrada la madrugada. Los invitados participaron en la animación de la velada como el neoyorquino Paul Rogers que interpretó canciones de los Beatles; Edmond Fokker una vez más deleitó a los invitados con un pequeño concierto de violín; la libanesa Nadine Chedid cantó las Habaneras de Bizet y el broche final lo protagonizó la profesora de flamenco Concha Baras que interpretó tanguillos de Cádiz y otras piezas.

Entre los presentes se encontraban la princesa Beatriz de Orleans, Carmen Lomana, la princesa María Luisa de Prusia, Rafael Ansón, duques de Ahumada, Beatriz Valdenebro, Ana León, Hubertus Hohenlohe, Javier Yrayzoz, Simona Gandolfi, Almudena Arteaga, José Ramón y Cristina Fernández de Mesa, princesa Beatriz de Hohenlohe, Jaime de Marichalar, José Fernández Cubero y Philippe y Nina Junot. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios