Mesa revuelta

Erratas de caja, linotipia y teclado

  • Francisco orgambideS

LAS erratas , siempre se ha dicho, son las últimas en abandonar la redacción y cualquier periódico está plagado de ejemplos de esas meteduras de pata, mucho más grave cuando cobran otro sentido perverso.

Hoy no tienen otra causa que el error del redactor al teclear el texto y la omisión de pasar el corrector ortográfico o, peor aún, aceptar otra acepción de la palabra mal tecleada entre las opciones que ofrece el corrector.

Hubo un tiempo en el que este firmante tecleaba sus crónicas taurinas en la calle Ceballos en un teclado con un ordenador que tenía una "n" muy dura. En aquella época alguna primera figura del toreo mató un toro en El Puerto de tres pichazos" y una estocada.

Pero antes, en los tiempos del plomo, quienes componían o linotipiaban los moldes de plomo también eran responsables de algún que otro desaguisado rayano en la delincuencia periodística. Es verdad que hay más erratas en los periódicos cuando trabajaban los cajistas, los gazapos bajaron en los tiempos de los linotipistas y ahora, hay muchos menos errores.

Como este ejemplo en la sección "Apuntes del Puerto" de este periódico: "por tener que ausentarse unos días de esta localidad el alcalde D. Luis Portillo, ha delegado la Alcaldía y Presidencia del Excmo. Ayuntamiento en el primer teniente de alcalde D. Rafael de Galarza".

No se cansen, la errata no está ahí. El gazapo lo cometió el cajista que a esta noticia le cambió el título y le puso "Desgracia". Sin duda compuso la galerada sin títulos y luego los fue ajustando. Errata tal vez fruto de la prisa porque en esta casa los linotipistas leían al revés, con las letras boca abajo y hasta a través del dorso del papel. Pero es que muchas veces no basta con ser un excelente profesional y hay que tener hasta suerte.

Mala suerte la de aquel otro que nos dejó el siguiente ladillo para la historia: "Madrid 9.- Se celebraron los solemnes funerales por el alma de ... Asistió todo el Cuerpo Diplomático, altos cargos y la caca militar del Rey". Creemos que conservó su empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios