La vivienda nueva se abarató un 5,7% en 2009 y seguirá bajando

  • Los mayores recortes se registraron en Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Comentarios 1

El precio medio de la vivienda nueva en las principales capitales de provincia españolas se redujo un 5,7 por ciento en 2009, hasta situarse en 2.558 euros por metro cuadrado construido, lo que supone asimismo una contracción del 1,2 por ciento respecto al primer semestre del año. Estas son algunas conclusiones publicadas en el Boletín de Mercado de Vivienda Nueva por Sociedad de Tasación. Esta entidad prevé que los precios seguirán bajando, aunque de forma más moderada, y asegura que las ventas no aumentarán hasta que cambien las condiciones de financiación y baje el paro. 

Durante el año pasado, la vivienda nueva se abarató en todas las comunidades autónomas, aunque los mayores caídas se concentraron en Madrid (-7,7%), Cataluña (-6,3%) y Comunidad Valenciana (-5,5%). Los menores descensos, por su parte, los obtuvieron Asturias (-2,1%), Baleares (-2,6%) y Canarias (-2,8%).

También bajó el precio de la vivienda nueva en todas las capitales de provincia. De hecho, en 19 de ellas los precios cayeron más de un 1,5%, en 26 se registraron descensos de entre el 3% y el 5%, y en las restantes, las reducciones de precios se situaron entre el 0% y el 3%.

Reducción del stock 

Según indica Sociedad de Tasación, "persiste la tendencia de reducción de precios de la vivienda, aunque de forma más suavizada a lo largo del último semestre del año". "La actividad del mercado inmobiliario sigue muy limitada debido a las dificultades para obtener créditos bancarios y también por la incertidumbre laboral", indica. Por lo tanto, y "pese al aumento de la tasa de ahorro, mientras no cambien las condiciones de acceso a la financiación y no disminuye la tasa de paro, no habrá un incremento significativo en la compra de viviendas en los próximos meses".

Sociedad de Tasación prevé que el 'stock' de viviendas sin vender se reduzca gradualmente en 2010, en gran medida por la reconversión de parte de las misma en vivienda protegida o en el alquiler, además de por la limitada aportación de viviendas nuevas iniciadas cuya producción ha caído drásticamente. "Es posible que, mientras se mantengan las condiciones enunciadas, el precio de la vivienda siga la tendencia a la baja, aunque de forma más moderada e incluso con algún leve repunte en el centro de las grandes ciudades donde la oferta es limitada", asegura el informe. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios