La vendimia francesa, un bálsamo para superar la crisis

  • Trabajarán 8.800 temporeros andaluces, un 10% más · Los 3.000 euros máximos de salario atraen a parados de la construcción

Comentarios 12

La cifra de desplazamientos a la vendimia francesa se ha reavivado este año hasta en un 10% respecto a 2007, un aumento que, pese a estar todavía lejos del gran éxodo laboral de españoles de los años 70 y 80, muestra los efectos de la desaceleración. Según la secretaria de Migraciones de la Federación Agroalimentaria de UGT en Andalucía, María José Repilado, el incremento es "consecuencia de la crisis económica" que atraviesa el país, ya que los desempleados de diversos sectores, sobre todo del de la construcción, han optado por trabajar en esta campaña para conseguir dinero con el que "mejorar la economía doméstica". El 73% de los 12.000 temporeros que acudirán al país vecino procede de Andalucía (8.800), a la que sigue la Comunidad Valenciana, con 1.200.

Dentro de Andalucía el número de desplazados por provincias lo encabeza Jaén (3.000), seguida de Granada (2.800), Sevilla (1.000), Córdoba (900), Cádiz (800), Málaga (200) y Almería (100). Estos trabajadores se trasladarán a localidades como Perpignan, Lyon, Marsella o Montpellier, entre otras, así como a la zona vinícola de Burdeos. Los primeros llegarán a Francia a finales de agosto y permanecerán allí entre 20 y 25 días.

Repilado señaló también que muchos de esos empleados temporales podrán permanecer más tiempo si "enlazan la uva temprana con la uva tardía". Además, matizó que hay quienes prolongan sus estancia hasta tres meses porque hacen primero la recolección de fruta (la campaña dura dos meses), y cuando finalizan la enlazan con la de la uva. Desde el sindicato se insiste en la importancia de que los trabajadores cuenten con contratos en origen, para evitar así desplazamientos fustrados que supongan "un gasto en la economía doméstica".

El salario que perciben los temporeros varía en función de la categoría profesional y del departamento francés en el que se encuentren. No obstante, nunca podrá ser inferior al mínimo interprofesiona (8,71 euros la hora), que comparado con los 5,95 de Andalucía supone un reclamo importante para acudir a la vendimia, sobre todo teniendo en cuenta que una hora de trabajo en Francia se puede pagar hasta un 45% por encima de lo que se hace en España. Así, desde UGT estiman un salario medio de entre 1.900 y 2.300 euros en esos 20 días de campaña, por lo que los sueldos "no podrán ser inferiores a 3.000 euros al mes por 35 horas semanales". Además, a partir de ese cómputo, el tiempo ocupado computa como horas extraordinarias, aumentando en ese caso en un 25% si el tiempo oscila entre 35 y 45 horas, y el incremento llegaría al 50% cuando se superen las 43. Si se realiza una actividad igual o superior a 18 días de trabajo, 120 horas al mes o 200 horas al trimestre, se puede solicitar en Francia subsidios familiares que pueden completarse con los periodos cotizados a la Seguridad Social en España.

Por otro lado, desde el sindicato se aconseja a los temporeros que no utilicen transportes no autorizados, carentes de seguridad, porque "supone una dificultad computar posibles incidencias como accidentes laborales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios