El temporal causa la pérdida del 30% de la producción hortofrutícola y del olivar

  • La Junta crea siete grupos para la diversificación del sector de la pesca dotados con un presupuesto de 24 millones

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, estimó ayer que el temporal de lluvia y viento que se registra en Andalucía ha ocasionado pérdidas de más de un 30% en la producción del olivar y los cultivos hortofrutícolas. En declaraciones a los periodistas en Granada, Aguilera recordó que estas lluvias "tan intensas" no son habituales en la comunidad y uno de los sectores más perjudicados es el de la aceituna, ya que la caída del fruto a causa del viento también ha supuesto una "merma importante de la cosecha" y el deterioro de su calidad.

De este modo, las pérdidas que se prevén en la aceituna oscilan ya entre el 30 y el 40% en función de la provincia y la incidencia del viento. Los productos hortofrutícolas de invernadero también se han visto perjudicados por el exceso de agua, lo que está afectando especialmente a la fresa, la frambuesa y los arándanos, que ya padecieron heladas el pasado diciembre.

Las abundantes lluvias también están favoreciendo las plagas en algunos productos hortofrutícolas, de modo que se perderá el 30% de la cosecha, según los cálculos de la consejera, que no tendrá las cifras definitivas hasta la próxima semana. En este contexto, recordó que el Gobierno va a elaborar un Real Decreto para otorgar ayudas para paliar los daños que el temporal ha provocado en la agricultura y en las infraestructuras, a lo que se sumará la Junta de Andalucía con el apoyo económico que pueda ofrecer.

Aguilera firmó en Granada el convenio para la creación de siete grupos de desarrollo pesquero para fomentar la diversificación en el sector, que contarán con una dotación de 24 millones de euros. Esta cantidad está repartida proporcionalmente entre los grupos teniendo en cuenta el número de personas ocupadas en este sector en cada zona de las provincias costeras andaluzas, que contarán cada una con uno de estos grupos, excepto Cádiz y Almería, donde se crean dos. El objetivo es que ahora que "los caladeros están cada vez más agotados", las personas que llevan años trabajando en el sector pesquero puedan seguir haciéndolo en acciones nuevas de acuicultura o turismo, por ejemplo. Aguilera señaló que comienza "una nueva etapa" en estas zonas y ha indicado que se trata de una política ya conocida en las zonas rurales, donde también existen grupos de desarrollo.

"La Comisión Europea ha pretendido hacer algo similar con el desarrollo pesquero", ha explicado la consejera, que ha apuntado que el primer programa marco abarca hasta 2013 y ha augurado que "buena parte del dinero destinado al sector pesquero vendrá a través de estas políticas de diversificación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios