Las pymes refuerzan su política de control de costes ante la crisis

  • El 41% de las pequeñas y medianas empresas estima fundamental activar este tipo de políticas para contener el gasto.

Comentarios 1

El 41% de las pequeñas y medianas empresas españolas considera primordial reforzar su política de control de costes sobre sus flotas en los próximos dos años, según revela El Observador del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía francesa especializada en renting de vehículos.

El estudio, realizado entre más de 4.000 gestores de flotas de pymes y grandes empresas, pone de manifiesto que los jefes de flotas ven como ventaja decisiva la contabilización del renting en el apartado de gastos y más de la cuarta parte de los gestores aseguran que perderían su interés por el renting si una nueva legislación  obligara a contabilizar un activo en el balance, eliminando así la  sencillez que supone computar en una factura mensual única todos los gastos derivados de los servicios de financiación, mantenimiento, seguro, etc.. 

Esta ventaja del renting sobre otras fórmulas de financiación resulta especialmente atractiva para las grandes compañías, hasta el  punto de que una de cada tres empresas de volumen reconoce que  dejaría de recurrir a este sistema si se produjera un cambio  legislativo que eliminara esta ventaja.

Con respecto a las principales formas de financiación, el estudio  constata que la cultura del renting comienza a arraigar con fuerza entre las empresas españolas, que parecen haber entendido más rápidamente que sus homólogas las ventajas de integrar en una misma  factura mensual una serie de servicios y externalizar los riesgos. 

Según el CVO, esto explica que los gestores de flotas de las  grandes empresas españolas sean los que se inclinen mayoritariamente  (64%) por el renting como medio de financiar sus vehículos, frente al  38% de los europeos que apuestan tradicionalmente, aunque en menor  medida, por la compra directa (32%). De esta forma, las grandes  compañías españolas se encuentran al mismo nivel que otras empresas localizadas en mercados más maduros, como son las francesas y  ligeramente por encima de las italianas (57%) y las belgas (56%).

Por su parte, el crédito de automoción va perdiendo protagonismo  entre las flotas de profesionales, principalmente en grandes empresas  donde apenas supone un 4%. Sin embargo, el crédito de automoción  sigue representando un papel muy importante en el consumo privado,  donde ocho de cada diez compras de coche se financian de este modo.

En el caso de las pymes, la fórmula más empleada para financiar  sus flotas sigue siendo el leasing "arrendamiento financiero" (41%),  seguida de la compra directa (24%) y el renting (22%) que, con su  fórmula de alquiler a largo plazo con lo servicios incluidos, va  ganando más adeptos en detrimento de las fórmulas de financiación de  la compra final. 

Por otro lado, el CVO muestra que la edad media de las flotas  está directamente relacionada con el sistema de financiación empleado  por las empresas. Así, las flotas más jóvenes (2,8 años) se localizan  en aquellas compañías que recurren al renting para financiar sus  flotas, mientras que las de mayor edad (4,9 años) se sitúan en  aquéllas que realizan una compra directa de sus vehículos y que, por  tanto, sienten la necesidad de darles más vida para amortizar el  gasto realizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios