Ni las rebajas contienen los precios

  • El IPC cede cinco décimas en julio pero cierra el mes en el 5,3% interanual, la mayor tasa en 16 años · El Gobierno insiste en que "se ha tocado techo" y en que despedirá el año por debajo del 4% si el crudo lo permite

A la espera de que el reciente pinchazo del petróleo se refleje en las cifras del IPC, el rally alcista de los precios sigue sin tocar techo. La inflación cumplió en julio los pronósticos, empeoró la tasa interanual del 5% registrada el mes anterior y continuó su tendencia alcista para situarse en el 5,3%, una cifra desconocida desde diciembre de 1992. Desde junio de 1995 tampoco se superaba la barrera del 5%. En Andalucía, los datos no pintan mejor: la tasa escaló hasta el 5,2%, según reflejan los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El inicio de la temporada de rebajas, especialmente salvajes para hacer frente al bajón del consumo, permitió al menos que el IPC bajara cinco décimas con respecto a junio -la primera caída mensual desde enero-, como consecuencia de un descenso del 11,3% de los precios de vestidos y calzado. Sin embargo, donde siguieron sin registrarse bajadas fue en los precios del transporte y los carburantes. Y si a esto se suma el alza de la tarifa eléctrica, que empezó a aplicarse en julio, obtenemos un cóctel de precios corrosivo para el bolsillo.

Además, los datos demuestran que las tensiones inflacionistas van más allá de los precios de los alimentos y la energía, ya que el IPC subyacente (el que no contempla esas dos partidas) repuntó otras dos décimas en julio, hasta el 3,5%, muy por encima de las previsiones del Gobierno y del objetivo límite establecido por el BCE, del 2%.

El Ministerio de Economía atribuyó la escalada de la inflación a los carburantes. De hecho, señaló que dos de las tres décimas de subida de julio se debieron al encarecimiento del 88% experimentado por el petróleo en el último año. La otra décima la achaca al turismo, el transporte aéreo, los hoteles y los viajes organizados.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, echó mano, sin embargo, de la evolución bajista del crudo en las últimas semanas para declarar que la inflación ha "tocado techo" y augurar un "cambio de tendencia" para el mismo agosto, que llevaría a cerrar el año por debajo del 4%, y a niveles inferiores al 3% a lo largo de 2009. Tras insistir en que el Gobierno no prevé una contracción de la economía, puntualizó que la desaceleración del PIB no tendrá un impacto en términos de presión de demanda, con lo que "ayudará a descensos posteriores adicionales" del IPC.

Preguntado por la repercusión de la bajada del crudo en el bolsillo de los españoles, Vegara indicó que espera que en las próximas semanas se refleje en las gasolineras, ya que hasta ahora la caída de los combustibles (-5%) ha sido muy inferior a la del petróleo (-20%). Por ello, advirtió que, "si pasado un tiempo prudencial", no se produce, la Comisión Nacional de la Competencia abrirá una investigación.

En este escenario, la inflación no se comportó mucho mejor en Andalucía. Pese a que la comunidad experimentó uno de los mayores descensos mensuales (del 0,7%), cerró julio con una tasa interanual del 5,2%, sólo una décima por debajo de la española. Por provincias, los precios bajaron en todas, especialmente en Jaén (-1,1) y Granada (-1), mientras que en Almería, Córdoba, Huelva y Málaga fue del 0,8%. Con respecto al año pasado, las que registraron mayores subidas fueron Almería (5,7), Córdoba (5,5) y Huelva (5,2).

Desde la oposición, el PP alertó de que el repunte del IPC supone una "agresión al bienestar de España", pues "merma el poder adquisitivo de todos". CiU insistió en que es "más necesario que nunca adoptar un plan anticrisis", en línea con IU, que advirtió que "el Gobierno debe asumir un papel más activo y dejarse de hacer sólo llamamientos a la moderación salarial", algo en lo que coincidió la valoración de UGT. Por su parte, CCOO consideró que el dato demuestra "un problema estructural generado por la ausencia de compromiso de una parte de los empresarios con el control de precios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios