Los promotores plantean al Gobierno una alternativa de vivienda a la VPO

  • La propuesta parte de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), y propone una "vivienda concertada" que garantice al comprador un tipo de interés fijo durante cinco años.

Comentarios 1

El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), Guillermo Chicote, propuso hoy al Gobierno como alternativa a la Vivienda de Protección Oficial (VPO) un tipo de "vivienda concertada" a través del cual se garantice al comprador un tipo de interés fijo durante cinco años.

  En una entrevista concedida a Punto Radio, Chicote señaló que el problema es que el comprador "ha perdido confianza en el sistema económico" debido también a la evolución de los tipos de interés, por lo que se le hace difícil "tomar una decisión de compra".

  Esta solución mixta a caballo entre la VPO y la vivienda libre podría dar impulso al sector, según el presidente de la APCE, que se mostró crítico con algunas de las soluciones propuestas por el Gobierno en la materia para paliar los problemas del sector.

  En opinión de Chicote, el principal problema que tiene el sector de la construcción es un exceso de 'stock' de viviendas, que si no se venden representaría graves problemas. "Desgraciadamente, la gran solución no existe, existen la suma de soluciones, pequeñas parcelas de soluciones", reconoció.

  Una de estas soluciones pasa por la conversión de este 'stockaje' de viviendas en VPO, pero Chicote se quejó de que se trata de una alternativa "lenta y difícil", ya que "las autoridades locales dicen mucho pero hacen poco" y, aunque no se puede comparar una rehabilitación con una obra nueva, quieren de alguna manera "imponer este tipo de ordenanzas". "Aparte, hay un problema fiscal", explicó.

  "Hay una inversión realizada y si esta inversión no se puede amortizar, difícilmente se pondrán acometer otras actividades", se lamentó Chicote, quien recordó que otro de los grandes problemas del sector es el precio del dinero. 

  "El precio del dinero es lo que nos está apretando", aseguró, quejándose además de que también tienen problemas a la hora de obtener financiación, ya que los bancos y cajas, que también sufren los efectos de la crisis, "ponen muchas dificultades en este momento para entrar en el mundo del ladrillo".

  Chicote señaló que se finalizará el ejercicio 2008 con una construcción de unas 400.000 viviendas, según las previsiones de la APCE, una cifra muy inferior a las 641.000 del ejercicio anterior y advierte que de no haber nuevos proyectos, si el desempleo sube en 2008 el año que viene, el panorama puede ser "trágico".

  "Tenemos empleados directamente a 1,3 millones de obreros, y cerca de 700.000 empleos indirectos. Si la actividad baja a la mitad, las consecuencias pueden ser lamentables", alertó.

  Por último, el presidente de la APCE reconoció que el sector de la construcción ha ganado mucho dinero en los últimos años, pero recalcó que esto es "lícito" y que la sociedad también se ha beneficiado de estas plusvalías a través del superávit fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios