El precio de la vivienda nueva baja un 15% de media en nueve meses

  • Los promotores reiteran que han edificado más de lo que demandaba el mercado durante años · El número de casas visadas en la Costa del Sol cae un 53%

Los promotores y constructores españoles asumieron ayer, por segundo día consecutivo y por boca de la patronal Asociación de Constructores y Promotores de España (APCE), su responsabilidad en la crisis inmobiliaria que atraviesa el país, asegurando que se excedieron en la producción los pasados años. Por ello, han tenido que bajar los precios dos veces en los últimos nueve meses -en septiembre y en enero- lo que ha provocado que el coste caiga un 15% de media.

Descenso que contrasta con el nuevo récord del Euríbor, principal índice de referencia para las hipotecas en España, cuya cotización diaria superó ayer el 5%, la tasa más alta desde 2000.

El secretario general de la APCE, Manuel Martí, aseguró que esa caída de precios ofrece "buenas oportunidades para los compradores". Aunque a renglón seguido explicó que "a pesar de este ajuste, se ha extendido la idea de que a la gente pronto le van a regalar los pisos o de que va a haber gangas generalizadas", lo que está provocando un parón en la venta de viviendas. "Las consecuencias de este parón son palpables. Si el pasado año se finalizaron 641.000 viviendas, este año no se llegarán a iniciar ni 300.000", cuantificó.

Precisamente ayer, la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga informó de que en los tres primeros meses de 2008 se han visado en la provincia -termómetro del sector en España- 4.355 viviendas, un 53,5% menos. Actualmente, hay 13.500 viviendas sin vender en la zona, que serán 25.000 a final de año, ya que "la venta está paralizada", según el presidente de la asociación, José Prado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios