El petróleo propicia la mayor subida de los precios industriales en 24 años

  • El índice que los mide cerró julio con un repunte interanual del 10,2%, sostenido por el récord que marcó el crudo durante ese mes · Andalucía se situó a la cabeza de los ascensos, con una tasa cercana al 18%

Las tensiones inflacionistas continúan haciendo estragos en la economía de las empresas y los hogares. Muestra de ello son los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los cuales los precios a los que realizan sus compras las firmas del sector industrial se elevaron el pasado julio un 10,2% en relación con el mismo mes del año anterior. Se trata del mayor repunte que registra esta magnitud desde noviembre de 1984 y, entre los artífices de tal avance, estuvieron el petróleo y los alimentos. Desde el Ministerio de Economía recordaron que durante el mes tomado como referencia la cotización del barril de crudo alcanzó cotas históricas, al colocarse en 147 dólares.

Con un oro negro más preciado que nunca y los alimentos en una escalada ininterrumpida, el efecto sobre los precios industriales fue generalizado, por lo que es de esperar que parte de ese lastre se termine trasladando al bolsillo de los consumidores. De acuerdo con las cifras del INE, las actividades más inflacionistas durante el periodo tomado como referencia fueron las relacionadas con las coquerías y el refino de crudo, que se apuntaron un ascenso del 52,1%. A bastante distancia les siguieron la producción y distribución de energía eléctrica y gas (14,1%), metalurgia y extracción de productos energéticos (12,9%), y la industria de productos alimenticios y bebidas (10%). Únicamente la fabricación de máquinas de oficina y equipos informáticos experimentó un descenso en sus precios, si bien apenas fue del 0,6%.

Atendiendo al destino económico de los bienes, el mayor alza se lo apuntó, como consecuencia de lo que se ha venido explicando hasta ahora, la energía, con más de un 30%. A continuación se situaron los bienes intermedios (7,3%), los de consumo (5,2%) y los de equipo (2,3%).

Por comunidades autónomas, Andalucía se situó, junto con Canarias, a la cabeza de la subida interanual de los precios industriales. Y es que rozó el 18% (las islas se colocaron en un 22,2%), sobrepasando la media nacional en cerca de ocho puntos. Tras ellas figuraron Castilla-La Mancha (15,4%), Cantabria (14,7%), Murcia (14,1%), el País Vasco (13,3%) y la Comunidad Valenciana (13%).

Si el análisis se establece en comparación con el mes anterior (junio), los precios industriales subieron en julio un 1,4%, una tasa que para la región andaluza resultó una décima superior. En este caso, las actividades que sustentaron el ascenso fueron prácticamente las mismas: producción de energía eléctrica y gas (7,2%), metalurgia (3,5%) y coquerías y refino de petróleo (2,4%). En cuanto al comportamiento por destino económico de los bienes, también lideraron los repuntes la energía (4,7%) y los bienes intermedios (1,1%). Extremadura, Cantabria y Asturias registraron las alzas mensuales más abultadas. El efecto del petróleo sobre estos precios podría verse atenuado antes de que acabe el año, si continúa la tendencia descendente iniciada por el barril desde que marcara su récord.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios