Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

El nuevo sistema de cálculo del paro se cuela en el debate preelectoral

  • El Gobierno recuerda que los cambios se consensuaron, el INE se defiende y el PP cree que se borra a desempleados "con típex"

Comentarios 1

La contienda preelectoral entre PP y PSOE se extiende ahora a las estadísticas económicas oficiales. Así, mientras el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, criticaba ayer que se estén poniendo en tela de juicio cifras oficiales "con muy poco rigor", el Partido Popular, que el jueves ya cuestionó el avance del PIB del cuarto trimestre publicado por el INE, no dudaba en acusar al PSOE de "borrar con típex" a miles de parados, en referencia a la nueva metodología para cuantificar el desempleo, que elimina a los demandantes de formación, un colectivo que el Gobierno cifra en 19.203 personas y los populares elevan hasta 50.000.

Solbes señaló, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que son los servicios de empleo de las comunidades autónomas los que ofrecen los datos del paro, y destacó que los cambios, aprobados por todas las regiones a excepción de Madrid en junio de 2007, no obliga a ninguna a adoptar el nuevo sistema. Entonces se decidió crear un nuevo grupo, el de los Demandantes que precisan servicios de empleo, que, según el Gobierno, no forma parte desde el 1 de julio del paro registrado y del que han hecho uso "todas las comunidades autónomas" sin excepción.

El Ministerio de Trabajo destaca que el volumen de demandantes de empleo incluidos en este grupo representa sólo el 0,85 por ciento del total (19.203) en relación al paro registrado y, además, "ha bajado desde noviembre". Según el departamento dirigido por Jesús Caldera, los demandantes clasificados en ese subgrupo "nada tienen que ver con parados de la construcción ni con otros que hayan perdido su empleo en ningún otro sector de actividad", sino que son personas "que se inscriben en los servicios públicos de empleo no para buscarlo", sino para obtener "otros servicios sociales".

Trabajo insistió en un comunicado en que, desde el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) "no se interviene, ni se ha intervenido ni se puede intervenir nunca en el proceso de clasificación de los demandantes que realizan todas las comunidades" y con el que sólo se pretende "un mayor nivel de clarificación"

Desde el PP, el número 2 en las listas por Madrid, Manuel Pizarro, acusó a Caldera de intentar "falsear" las cifras oficiales. El ex presidente de Endesa aseguró que, con el nuevo sistema "desaparecerán" 50.000 parados por las "maniobras orquestales" del ministro de Trabajo y consideró sospechoso que los cambios se produzca justo ahora.

En el centro de la polémica, el Instituto Nacional de Estadística (INE) emitió ayer un comunicado en el defendió su "independencia", afirmó que el calendario de difusión de estadísticas "se cumple rigurosamente".

Desde CCOO en Andalucía, su secretario general, Francisco Carbonero, lamentó la "metedura de pata" cometida a su juicio por el Ministerio de Trabajo con la reforma, algo con lo que, a su juicio, el ministro del ramo, Jesús Caldera, "se hace trampas en el solitario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios