El primer ministro británico insta a la OPEP a dialogar con los consumidores

  • Gordon Brown aboga por "una mayor transparencia" de productores y consumidores para comprender mejor "las tendencias del suministro y cómo éstas afectan al precio del petróleo"

El primer ministro británico, Gordon Brown, instó hoy a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a dialogar con los países consumidores para resolver la actual crisis petrolera, un problema global que, en su opinión, requiere soluciones también globales.

"En lugar de que la OPEP vaya por su propio camino, debería reforzarse el diálogo entre productores y consumidores en torno a los avances en la energía nuclear, del carbón y las renovables, una mayor eficiencia energética y el futuro de las reservas petroleras", escribe Brown en el diario The Guardian.

Brown aboga por "una mayor transparencia" de productores y consumidores, que debe ayudar, dice, a comprender mejor "las tendencias del suministro y cómo éstas afectan al precio del petróleo". "Igual que nosotros (el Reino Unido) estudiamos cómo maximizar la extracción del petróleo de los yacimientos del mar del Norte, todos los productores deberían analizar la conveniencia de eliminar las actuales barreras a las inversiones estratégicas", propone el político laborista.

Brown agrega que con vistas a la próxima reunión del G-8 (los siete países más ricos y Rusia), propondrá que se refuerce la colaboración internacional tendente a lograr "un mejor diálogo sobre las posibilidades de suministro y las tendencias de la demanda". Pero cada país debe además por su cuenta "ayudar a los ciudadanos más duramente afectados por la subida de los precios del combustible", añade.

El Gobierno británico tomará para ello diversas medidas como ayudar a los ciudadanos con menos ingresos a pagar las facturas de calefacción en invierno o aislar gratuitamente las viviendas de los ciudadanos más desfavorecidos. Además, señala Brown, las compañías eléctricas financiarán un programa destinado a apoyar a los ciudadanos mayores de setenta años y a las familias más pobres mediante una reducción de sus facturas de la calefacción.

En los cinco próximos años, las empresas del sector energético aislarán otros cinco millones de hogares, anuncia también Brown, que ha visto descender su popularidad y la de su partido a mínimos históricos por culpa de la crisis económica y la creciente carestía de la vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios