750.000 millones para blindar el euro en un acuerdo sin precedentes

  • El mecanismo implicará a la UE y el FMI y permitirá préstamos bilaterales entre los miembros de la Eurozona · El BCE interviene en los mercados para inyectar liquidez

Todos con el euro. Los ministros de Finanzas de la UE acordaron ayer un paquete crediticio sin precedentes, que junto con el FMI, podría movilizar hasta 750.000 millones a fin de cubrir las necesidades de los socios con problemas de solvencia y defender la moneda común. Se trata de la mayor operación financiera de la historia, negociada de madrugada y contrarreloj, para atajar la especulación contra la deuda soberana de algunos estados miembros y frenar la caída de la divisa europea.

El mecanismo de rescate acordado por los Veintisiete consta de varios elementos. El primero es una facilidad comunitaria de ayuda a la balanza de pagos por valor de 60.000 millones, con los recursos propios de la UE como garantía. En caso de que un miembro tuviera dificultades de pagos y esta cantidad no bastara, los estados de la Eurozona se han comprometido a garantizar préstamos bilaterales por hasta 440.000 millones.

Además, según anunció el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, el FMI podría aportar créditos por un valor de al menos la mitad de lo aportado por Europa (un máximo de 250.000 millones). El paquete a disposición de los socios del euro con problemas de pagos alcanzaría así, en caso necesario, 750.000 millones por tres años y sujeto a las estrictas condiciones del FMI, como exigía Alemania.

El acuerdo llegó acompañado de una decisión del Banco Central Europeo (BCE) de intervenciones extraordinarias en los mercados de deuda y de divisas para facilitar liquidez y aliviar la situación de los bancos europeos.

El acuerdo del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofín) se fraguó tras casi 12 horas de negociaciones contrarreloj, a tiempo para la apertura de los principales mercados financieros asiáticos. El objetivo del pacto es "defender el euro cueste lo que cueste", afirmó Rehn, quien explicó que el mecanismo sigue el esquema del acordado recientemente con el FMI para salvar a Grecia del impago.

El propósito de este masivo paquete es disuadir a los especuladores (la "manada de lobos" que mencionó el ministro sueco, Anders Borg) y que apuestan desde hace semanas por la quiebra de un miembro de la zona euro. El paquete de ayuda acordado se añade a los 110.000 millones ya decididos para el rescate de Grecia, que los europeos y el FMI comenzarán a desembolsar de forma inmediata.

Una frenética actividad al más alto nivel político y diplomático precedió al acuerdo alcanzado por los ministros europeos a lo largo del domingo. El presidente de EEUU, Barack Obama, habló con la canciller alemana, Angela Merkel, y con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, sobre la crisis financiera en Europa. Obama insistió en ambas conversaciones en la necesidad de que los europeos tomaran medidas "rotundas" para restaurar la confianza en los mercados.

En Washington, el FMI informaba simultáneamente de que el organismo y la Eurozona entregarán 20.000 millones en préstamos de forma inmediata a Grecia. Asimismo, el BCE mantenía una reunión extraordinaria de la que salió la decisión de tomar medidas especiales en apoyo del sistema bancario, debilitado por la caída bursátil y la depreciación de la deuda soberana de los bancos del continente.

El mecanismo de estabilización acordado parte de algo que ya existe, la facilidad financiera para la balanza de pagos que permite a la Comisión Europea captar dinero en los mercados de capitales para prestarlo a los países comunitarios con problemas a un precio muy favorable, aprovechando la máxima calificación crediticia (AAA) de la que goza la Unión. Esta facilidad tiene un límite marcado por el presupuesto comunitario (50.000 millones ) y el tratado sólo autoriza a usarla con los países de la UE que no sean miembros del euro. Rumanía, Letonia y Hungría solicitaron recientemente esta ayuda.

La UE-27 resaltó también la relevancia de lograr avances rápidos en la reforma de los mercados de derivados y en el funcionamiento de las agencias de calificación, y se comprometieron a acelerar la reducción de los déficit públicos.

60.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios