La inflación se desboca hasta el 4,7%

  • La fuerte alza en los precios energéticos eleva el IPC armonizado en mayo cinco décimas y lo conduce hasta máximos desconocidos desde enero de 1997 · El gasóleo rompe por primera vez la barrera de los 1,30 euros

Comentarios 1

La inflación no da tregua y, lejos de moderarse, ha superado en mayo incluso las previsiones más pesimistas. El dato adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), el homologado que utiliza la UE para todos los países que la integran, apunta que los precios subieron cinco décimas en el mes, escalando así hasta el 4,7%, la tasa más alta desde enero de 1997, cuando empezó a realizarse la medición. De confirmarse ese dato provisional, implicará un auténtico descalabro en las previsiones del Gobierno respecto a la inflación, que prácticamente se ha duplicado durante el último año.

Este nuevo aumento se produce tras el descenso de cuatro décimas registrado en abril (el primero tras siete meses de subidas), que situó la inflación armonizada en el 4,2%. Ahora habrá que esperar hasta el próximo 11 de junio, cuando el INE difundirá el dato definitivo del IPCA y el IPC general, que no suelen variar más de una o dos décimas.

El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, ya admitió hace días que si el crudo continuaba su escalada, sería difícil lograr el objetivo de situar la inflación en el entorno del 3% a finales de año. La imparable subida del petróleo, que ha llegado a cotizar al nivel inédito de 135 dólares, con un alza del 83% en doce meses, explica buena parte del nuevo dencontrol del IPC, según el Gobierno. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, destacó ayer que el componente energético ha sido la clave de la subida de precios, que "afecta a todos los países", e incidió en que lo importante es que el diferencial de precios con Europa se mantiene.

Y es que los precios energéticos traen de cabeza a medio mundo. El precio del gasóleo de automoción ha superado esta semana por primera vez la barrera de los 1,30 euros por litro en España, con lo que acumula una subida del 20,8% desde comienzos de año. En concreto, el precio medio del litro del gasóleo se ha situado en 1,308 euros, un nuevo máximo histórico. También ha marcado un récord el otro carburante más utilizado, la gasolina, cuyo precio se ha situado en los 1,228 euros, con un encarecimiento del 10,2% en lo que va de año.

Los expertos macroeconómicos consultados fueron ayer pesimistas e indicaron que la subida de la inflación frenará aún más el consumo de los hogares, ya deteriorado por la situación económica y la pérdida de poder adquisitivo de los últimos meses. En la misma línea se mostró Gregorio Izquierdo, director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), para quien el alza de los precios es muy preocupante porque coincide con una debilidad ya fuerte del consumo privado, que no tiene visos de recuperarse. Por su parte, fuentes del servicio de estudios de Caja Madrid advirtieron que el aumento de la inflación, no sólo en España, sino en el resto de la Zona Euro, aleja más la posibilidad de que el Banco Central Europeo baje los tipos de interés a corto plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios