Menos hipotecas, pero más altas

  • La cifra de préstamos formalizados para la compra de una vivienda cayó en 2007 cerca de un 7%, mientras que su importe medio se elevó un 6,2% · Sólo en diciembre, el retroceso en las transacciones fue del 23,4%

La ralentización del mercado inmobiliario y la subida de los tipos de interés se hicieron notar el año pasado en el ritmo de formalización de hipotecas y su importe medio. De acuerdo con los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la cifra de préstamos constituidos para la adquisición de una vivienda cayó un 6,74 por ciento en relación con 2006, hasta 1.235.212. Prácticamente en la misma proporción (un 6,2 por ciento) se elevó el capital solicitado en cada uno de ellos, al alcanzar una media de 149.006 euros. La evolución de diciembre resultó bastante llamativa, si se tiene en cuenta que sólo en ese mes el número de hipotecas firmadas para vivienda se redujo un 23,41 por ciento respecto a noviembre.

En total, las fincas hipotecadas en España durante 2007 (incluidas las rústicas y todas las urbanas, además de los pisos) ascendieron a 1.768.198, con un importe a amortizar de 168.677 euros. En comparación con el ejercicio precedente, estas magnitudes representaron una caída del 5,13 por ciento y una subida del 2 por ciento, respectivamente. Volviendo de nuevo al análisis del mes de diciembre, los préstamos sobre fincas rústicas sufrieron un verdadero batacazo, al retroceder un 34,4 por ciento.

El endeudamiento de las familias, la carrera alcista protagonizada por el Euríbor -índice hipotecario más utilizado- en 2007 y la propia competencia existente en banca incentivaron la petición, por parte de los titulares de los préstamos, de cambios en las condiciones inicialmente acordadas. Tanto es así, que se realizaron 321.425 modificaciones, un 34,1 por ciento más (en el caso de las viviendas se elevaron un 31 por ciento). El grueso de los cambios se produjeron con la misma entidad con la que se firmó el crédito, aunque también fue destacable el avance de las subrogaciones con otros bancos.

Por otra parte, el 98 por ciento de las hipotecas firmadas utilizaron un tipo de interés variable, y el 87 por ciento de las mismas se decantó por el Euríbor. El tipo medio aplicado a estos préstamos por las entidades financieras el pasado ejercicio se colocó en un 4,71 por ciento (9 décimas más) y el plazo de amortización se elevó a 26 años, frente a los 25 de 2006.

En cuanto a la distribución geográfica, Andalucía fue la quinta región con mayor densidad hipotecaria por cada 100.000 habitantes (5.773), tras Murcia, Baleares, la Valencia y Castilla-La Mancha. En el caso de Andalucía, el número de hipotecas constituidas a lo largo de 2007 ascendió a 362.115 y el montante medio se colocó en 146.315 euros, lo que representa una bajada del 5 por ciento y un alza del 6,71 por ciento para cada una de esas magnitudes. Si se restringe a los préstamos para vivienda, la cifra de hipotecas retrocedió un 2,31 por ciento (249.949) y el capital repuntó cerca de un 9 por ciento (136.708 euros). Por provincias, la cantidad de préstamos descendió en Córdoba (17,18%), Almería (9,63%), Sevilla (7,26%), Cádiz (5,79%) y Málaga (2,37%).

Al igual que a nivel nacional, el mes de diciembre resultó especialmente significativo en Andalucía: la cantidad de préstamos formalizados para adquirir una casa descendió un 26,41 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios