"Las empresas no tienen que preocuparse ya de lo que ganan, sino de ser viables"

  • Lidera un grupo empresarial dedicado sobre todo a los seguros que cumple 30 años y cuyas sociedades facturan ya 130 millones · Reivindica un cambio de actitud de bancos y empresarios para salir de la crisis

Morera & Vallejo cumple 30 años. La efeméride llega en un momento complicado, pero por encima de las circunstancias este grupo empresarial con sede social en Sevilla ha consolidado una posición privilegiada y continúa en permanente expansión. De la simple correduría de seguros que fue en sus inicios ha pasado a ser en la práctica un holding cuyas empresas participadas facturaron 130 millones de euros en 2009, un 5% más que el año anterior.

-Se habla mucho de los bancos y las cajas de ahorros, pero poco de las aseguradoras. ¿Cuál es el estado de salud de lo seguros?

-Está más sano que el resto del sector financiero. Lo está tanto que AIG, la mayor aseguradora del mundo, se vio inmersa en el asunto de las subprime y el Gobierno norteamericano la salvó con 100.000 millones de dólares. Pues bien, lo están devolviendo sin ningún tipo de problema. El seguro, como tejido, tiene un revestimiento de seguridad, porque su estructura está pensada más para el largo plazo que el sistema bancario, por bueno que sea éste.

-¿Cómo está entonces repercutiendo la crisis en el sector?

-Está afectando a la recaudación de las primas. Siempre hemos tenido un crecimiento de dos dígitos en los últimos 30 años, y ahora es más exiguo, de en torno al 2%. Ramos como el del automóvil, que acumulan el 55% de las primas generales, están estancados. Y las compañías, con ese afán de no perder primas, toman decisiones sin pies ni cabeza, aunque eso beneficie al usuario. Este año, grupos importantes como Mapfre están ganando dinero, pero más en el área internacional que en la nacional.

-Afecta más a España, pues.

-Sí, sí, bastante más. Aunque es cierto que, aunque la situación económica esté peor, hay más necesidad de cobertura. Cuando las cosas van bien, cualquier eventualidad se puede aguantar. En este momento, no. La empresa que tenga un impacto imprevisto se va a pique. Por eso debe tener garantizadas sus operaciones, los daños materiales, la responsabilidad civil... En todo eso estamos avanzando.

-Cada vez es más normal la responsabilidad civil para directivos, que en España, hasta ahora, parece haber sido poco usada.

-Todavía son muy pocas las empresas que tienen la responsabilidad corporativa de altos cargos, y eso es fundamental. El cumplimiento de todas las obligaciones normativas es tan complejo... Hacerlo bien es complicado. Todos asumimos decisiones, y realmente no somos conscientes todavía de la importancia de esto. En los mercados internacionales, lo primero que nos piden son seguros de responsabilidad civil profesional. Aun así, en general en España el grado de exigencia y calidad ha crecido mucho. Es complicado que hoy puedas trabajar con una empresa sin certificaciones.

-Dice usted que los españoles debemos cambiar de actitud para salir de la crisis, ¿a qué se refiere exactamente?

-Los bancos tienen que cambiar, están en una situación de temor. No es normal que una empresa sólida, viable y con garantías esté tres y cuatro meses para que un banco estudie una operación. ¿Qué empresa y qué sociedad aguanta eso? En cuanto a las empresas, tiene que cambiar el compromiso. A mí ya no me puede preocupar lo que yo gane, sino cómo puedo hacer viable mi proyecto. Hay que seguir tirando hacia adelante. Lo que dice cualquiera ahora mismo es: vamos a esperar. Pues si todos esperamos, esto está perdido.

-¿Y a nivel político?

-Veo a la Administración y a los representantes de los empresarios adormecidos. No sé quién toma las decisiones, pero posiblemente no entiendan mucho de empresas. Se necesita que haya un revulsivo, porque necesitamos confianza y compromiso y todo esto nos deprime a todos: los que tienen que dar soluciones no dan soluciones. El empresario está solo. Sus representantes deben buscar la viabilidad de las empresas, y no el compadreo. ¿Qué se está solucionando?, ¿qué están haciendo? Creo que no hay mucho sentido común.

-¿Qué me dice de la empresa andaluza?, ¿cómo la ve?

-Fuera, cuando conocen a Morera & Vallejo, se quedan sorprendidos de cómo en poco tiempo y con gran rigor se hacen las cosas. El empresario andaluz tiene un gran mérito, y no recibe toda la ayuda y consideración que debiera. La Administración tiene que apoyar a la gente de aquí, y eso no lo hemos tenido claro hasta ahora, aunque ya esté cambiando. Si algo se fabrica aquí tenemos que comprarlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios