La crisis inmobiliaria y el crudo reducen el 56% el superávit hasta abril

  • La desaceleración económica y la subida del precio del crudo dejan el superávit del Estado en los primeros cuatro meses en 8.907 millones de euros, frente a los 20.175 millones de hace un año

La desaceleración económica, que afecta principalmente al sector inmobiliario, y el elevo precio del crudo redujeron el superávit del Estado en los primeros cuatro meses del año el 55,9 por ciento, hasta los 8.907 millones de euros, frente a los 20.175 millones de un año antes.

El Ministerio de Economía y Hacienda atribuye la caída del superávit, que equivale al 0,8% del Producto Interior Bruto (PIB), a la desaceleración económica que atraviesa la economía y que está afectando de manera más pronunciada al sector inmobiliario, así como al alto precio del crudo "que está incrementando los costes empresariales y por tanto reduciendo sus beneficios".

El superávit en contabilidad nacional fue resultado de unos ingresos de 56.125 millones de euros, el 9,9 por ciento menos que en el primer cuatrimestre de 2007, frente a unos pagos que, aunque inferiores -47.218 millones-, aumentaron el 12,1 por ciento, según los datos presentados hoy por el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. En términos de caja -con los pagos efectuados y no sólo comprometidos- el superávit fue de 8.376 millones de euros, el 49,3 por ciento menos que un año antes, cuando sumó 16.505 millones.

Los ingresos, tanto del Estado como de las comunidades autónomas y ayuntamientos, alcanzaron los 74.262 millones de euros, el 5,2 por ciento menos que entre enero y abril de 2007. Los impuestos directos aportaron 34.659 millones, el 5,9 por ciento menos. De éstos, destaca la "fortaleza" que mantuvo el IRPF, que creció el 9,2 por ciento por los ingresos de las retenciones del trabajo y del capital.

Por el contrario, los ingresos por el Impuesto de Sociedades se redujeron el 59,5 por ciento debido, según el Ministerio, a que se amplió el plazo de ingreso del primer pago fraccionado hasta el 5 de mayo y se modificó la forma de cálculo de los pagos fraccionados. Los ingresos por impuestos indirectos sumaron 34.490 millones, el 7,9 por ciento menos. Dentro de éstos, el IVA aportó 27.079 millones, el 10,2 por ciento menos, debido, un mes más, a los menores ingresos del sector de la construcción y al alto precio del petróleo.

Los impuestos especiales se elevaron hasta los 6.352 millones, el 1,6 por ciento más y, dentro de éstos, el que grava las Labores del Tabaco aumentó el 9,1 por ciento, mientras que el de Hidrocarburos se redujo el 3,1 por ciento por el menor consumo ante al encarecimiento del crudo.

Por lo que se refiere a los pagos, teniendo en cuenta los de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, sumaron 47.870 millones de euros, el 5 por ciento más que un año antes. Si se desglosan, los gastos financieros supusieron 6.853 millones, el 10,8 por ciento más, mientras que los de personal se elevaron el 6,4 por ciento hasta los 7.409 millones. Las transferencias corrientes crecieron hasta abril el 6,6 por ciento y supusieron un desembolso de 26.729 millones.

Según estos datos, a finales de abril el Estado obtuvo una capacidad de endeudamiento de 3.561 millones frente a la necesidad de endeudamiento de 2.965 millones registrada un año antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios