Las constructoras buscan esquivar la crisis con obra pública y renovables

  • Buena parte de las firmas andaluzas tienen una alta exposición a la edificación residencial, golpeada por el parón promotor · La ejecución de infraestructuras paliará sólo en parte la caída de negocio inmobiliario

Comentarios 2

Las empresas del sector de la construcción, actividad que aportó el 23,1% del PIB andaluz en 2007 y empleaba a 485.000 personas a cierre del pasado año, están examinando los cimientos de su negocio para reforzarlos ante la etapa de vacas flacas que ya ha llegado. La fuerte caída de su prima hermana, la edificación residencial, por el parón de la promoción inmobiliaria está provocando un viraje de la estrategia para captar contratos de obra pública e incidir en otros segmentos de actividad, como las energías renovables o las concesiones.

Pere Lleonart, director del Gabinete de Estudios Económicos de Barcelona -especializado en analizar el sector constructor español-, explica que el reto que encaran, en general, las constructoras andaluzas es el de "hacer la transición desde el residencial a la obra pública". Este centro de estudios acaba de publicar el tercer informe sobre las constructoras medianas de España, en el que analiza la evolución y perspectivas de 109 compañías que facturan entre 30 y 1.000 millones de euros y las clasifica en función de su ámbito de actuación: nacional (17 de ellas) o autonómico (las 92 restantes).

En el caso de Andalucía, entre las primeras están Sando y Azvi; entre las segundas, las sevillanas Gea 21, Detea, Rusvel y Martín Casillas; la onubense Rafael Morales; la malagueña Vera; la almeriense Jarquil; y la granadina Garasa-Esñeco. Lleonart destaca la fuerte exposición inmobiliaria de Sando (dentro y fuera de España), Jarquil o Vera, que contrasta con la estrategia de Garasa de reorientación a las infraestructuras o la vocación originaria por ellas de Gea 21, Detea o Rusvel (estas dos últimas desde su refundación en el último lustro).

La vía de las obras públicas como oportunidad de sortear la crisis se sustenta en el fuerte impulso que la Administración central y autonómica quieren darle para ayudar a sostener la actividad y el empleo en el sector. La Junta de Andalucía invertirá 30.000 millones hasta 2013 (la mitad para ferrocarril y otro 35% para carreteras). Junto a ello, los planes del Ministerio de Fomento, especialmente las líneas de AVE de Sevilla a Cádiz o de Antequera a Granada, merecen especial atención.

Pese a ello, el citado informe asegura (ver gráficos) que "el impulso de la obra civil no será suficiente para frenar la caída de la actividad residencial y el sector en su conjunto experimentará un fuerte descenso en 2008 y entrará en recesión en 2009, al margen de los planes de choque que puedan implementarse para hacer frente al desempleo". Lleonart, ante este diagnóstico, matiza que las constructoras "no se van a hundir, como algunas inmobiliarias", gracias a los beneficios acumulados, y que este descenso de actividad "es incluso saludable".

Ignacio Díaz, gerente en funciones de la patronal andaluza de pymes de la construcción Ceacop y directivo de Garasa, asegura que el impulso a la obra pública "es una solución clásica que se emplea en muchos países ante las situaciones de desaceleración, pero no sustituye a la cantidad y variedad de mano de obra que emplea la edificación". Y añade: "Es cierto que puede paliar algo, pero también lo es que todos se van a volcar ahora en este mercado, lo que provocará más competencia y la llegada de multinacionales".

La vía de promocionar instalaciones renovables -eólicas, fotovoltaicas o termosolares-, que ofrecen una apreciable rentabilidad por ley, se ha explorado aún poco por parte de las firmas andaluzas. Sando, Azvi, Garasa, Vera, Jarquil y Detea no están presentes en el sector. Frente a ello, Rafael Morales, a través de su presencia como accionista en Grupo Gea 21, está impulsando la construcción de tres plantas termosolares en Andalucía. Con todo, el ejemplo más potente en este campo es el de Rusvel, que con su filial AGE Generación Eólica, inició hace dos años un amplio plan en eólica, fotovoltaica y termosolar que comenzará a dar sus primeros frutos económicos en 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios