Las cámaras reclaman un debate sobre el modelo energético

  • Sostienen que "no hay ninguna energía que no afecte al medio ambiente" y rechazan la subvención de las tarifas al consumidor

Entre los ámbitos que ayer abordó el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio estuvieron los servicios públicos básicos: telecomunicaciones, electricidad y agua. En relación con el primero de ellos, Javier Gómez Navarro reconoció que funciona dentro de los parámetros correctos, mientras que para las otras dos asiganturas pendientes subrayó que "aún no tenemos un modelo resuelto".

En lo que a la energía respecta, instó a los distintos agentes implicados a abrir un "debate amplio, eficaz y sin cortapisas a priori" sobre el sistema al que debemos tender en un futuro, que, por otra parte, "influirá en el desarrollo de la nación". Gómez Navarro explicó detalladamente que, en ese debate, habría que aclarar "cuánta, cómo, de qué origen y a qué precio" necesitamos la energía. En este sentido subrayó, en clara alusión a las renovables, que "no hay ninguna forma de energía que no afecte al medio ambiente. Todas tienen impacto, y lo que tenemos que ver es cuál estamos dispuestos a pagar y a qué coste, porque hoy la energía solar es 120 veces más cara que la nuclear".

Y es que, en su opinión, "en estos temas es facilísimo hacer demagogia. Hay quien dice que la energía hidroeléctrica es la más respetuosa con el medio ambiente, pero para impulsarla se necesitan pantanos y, precisamente, la construcción de éstos tiene un fuerte impacto en el entorno", señaló. También se refirió a la incidencia en el paisaje de los parques eólicos o las placas solares.

Al hilo de estas observaciones, Gómez Navarro indicó que el medio ambiente es hoy un condicionante más de la competitividad de las empresas españolas y, aunque abogó por "defender la naturaleza", también advirtió que habría que hacerlo "dentro del sentido común". Es más, apuntó que "cuando no se es el país más competitivo desde el punto de vista tecnológico, actuar como el más medioambientalista representa una situación demasiado compleja".

De vuelta a la temática energética, y preguntado por la subida de la luz propuesta por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) al Gobierno (del 11%), se mostró partidario de no subvencionar las tarifas al consumidor e ir acercándolas al coste real de la electricidad. "Otra cosa es cómo deberían distribuirse esas tarifas", puntualizó el ponente .

En cuanto al problema del agua, manifestó que el sistema vigente en estos momentos está "basado en compromisos históricos y arcaicos". A su juicio, "si el agua es de todos, nadie puede entender muy bien" las disputas que mantienen las regiones, puntualizó con cierta sorna el ex ministro de Comercio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios