El beneficio de las cajas de ahorros se estanca en el primer trimestre

  • Las dotaciones contra posibles insolvencias y una menor actividad limitan los resultados del sector a 2.656 millones

La coyuntura continúa pasando factura al sector financiero. Muestra de ello son los resultados de las cajas de ahorros a cierre del primer trimestre del ejercicio, que tan sólo mejoraron un 0,2% en relación con el mismo periodo del año anterior. De acuerdo con los datos publicados ayer por la patronal del sector (CECA), el beneficio neto atribuido de estas entidades sumó hasta marzo 2.656,4 millones de euros, lo que supuso un leve repunte de 5,6 millones.

Ese estancamiento obedeció a dos circunstancias: la desaceleración que viene experimentando la actividad y un aumento de las dotaciones realizadas por las cajas para cubrir posibles insolvencias -sin ellas, el beneficio hubiese subido un 12%-. Respecto al primero de esos factores, la CECA no facilitó las cifras correspondientes a marzo, pero sí avanzó las de abril, según las cuales la inversión crediticia se elevó un 13% y superó el billón de euros, mientras que los recursos de clientes aumentaron un 9,6%, hasta los 940.277 millones. Dentro de este último capítulo, fue especialmente destacada la evolución de los depósitos a plazo, que se apuntaron un alza del 24,6%. Atendiendo también al avance de abril, la patronal señaló que el ratio de morosidad se encuentra en el 1,44%.

De vuelta a las cuentas del primer trimestre del año, el margen de intermediación -recoge el comportamiento de la actividad típica bancaria- se incrementó un 13%, al alcanzar los 5.108 millones de euros. Algo más moderada resultó la senda seguida por el margen ordinario, pues creció un 6,3%. En este caso, el crecimiento se vio limitado por el estancamiento de los ingresos por comisiones y la caída, en un 8,8%, de los resultados por operaciones financieras, que se vieron perjudicados por la volatilidad a la que está sometida la bolsa. El margen de explotación, por su parte, aumentó un 2,4%, tras colocarse en 4.615,5 millones. Para este margen, los gastos fueron un lastre, ya que se elevaron un 10,4%, lo que jugó en contra del ratio de eficiencia (mide lo que gasta una entidad por cada 100 euros que ingresa) de las cajas, que se situó en el 46,9%.

Entre los aspectos que favorecieron a las cuentas del sector estuvieron los resultados extraordinarios, cuyo montante se multiplicó por más de dos, al sobrepasar los 347 millones de euros.

Por otro lado, el consejo de administración de la CECA aprobó ayer la creación de una comisión ejecutiva, que estará integrada por los miembros de la mesa del consejo: el presidente (Juan Ramón Quintás), los cuatro vicepresidentes (Isidro Fainé, de La Caixa; Miguel Blesa, de Caja Madrid; Braulio Medel, de Unicaja; y José Luis Olivas, de Bancaja) y el secretario consejero (Carlos Egea, de Caja Murcia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios