El beneficio de British Airways cayó un 90,1% en el primer trimestre

  • La aerolínea británica, que negocia su fusión con Iberia, achaca las pérdidas "al peor clima de negocios al que ha tenido que hacer frente la industria"

British Airways (BA), que negocia su fusión con la española Iberia, anunció hoy una caída del beneficio neto en el primer trimestre fiscal (abril a junio) del 90,1%, hasta 27 millones de libras (34,3 millones de euros), frente a los 274 millones de libras (349 millones de euros) de igual periodo de 2007.

"Nos enfrentamos al peor clima de negocios al que ha tenido que hacer frente la industria", dijo en un comunicado el consejero delegado de BA, Willie Walsh. "La combinación de unos precios sin precedentes del petróleo, la ralentización económica y la menor confianza de los consumidores han llevado a una fuerte reducción de los beneficios", señaló.

BA, la tercera aerolínea de Europa por detrás de Air France y la alemana Lufthansa, reducirá su capacidad el próximo invierno en un 3,1 por ciento (de 750 vuelos diarios actuales), debido al aumento del 49 por ciento del coste del combustible, precisó en un comunicado. La empresa espera que su factura por carburante ascienda este año a 3.000 millones de libras (3.812 millones de euros), equivalente a 8 millones de libras por día (unos 10 millones de euros).

Pese a todo, British Airways, que asegura que su posible fusión con Iberia podría tener "beneficios significativos", espera obtener un "pequeño beneficio" este ejercicio fiscal -cuando se concentrará en reducir costes- y una rentabilidad sostenible a medio y largo plazo. El beneficio bruto de la empresa se situó en 37 millones de libras (47 millones de euros) en el trimestre hasta junio, un 87,6 por ciento menos que en el ejercicio anterior, cuando fue de 298 millones de libras (379 millones de euros). El beneficio operativo fue en ese periodo de 35 millones de libras (44,5 millones de euros), frente a los 266 millones (unos 339 millones de euros) del 2007, un descenso del 86,8 por ciento.

La aerolínea británica tuvo un beneficio antes de impuestos, intereses y amortizaciones (Ebitda) de 253 millones de libras (322 millones de euros), frente a los 505 millones (643 millones de euros) del mismo periodo del año anterior. La facturación en el primer trimestre fiscal se situó en 2.259 millones de libras (2.878 millones de euros), un 2,8 por ciento más que en el 2007, cuando obtuvo 2.197 millones (2.799 millones de euros). La facturación por pasajeros subió un 2,9 por ciento, mientras que la capacidad aumentó un 0,7 por ciento, indicó BA en su nota.

Sin embargo, la caída del consumo en el Reino Unido y Estados Unidos llevó a un menor volumen de tráfico, con una ocupación de las plazas inferior en 3,4 puntos, hasta un 73,4 por ciento. La empresa registró una deuda de 1.104 millones de libras (1.407 millones de euros), frente a los 1.246 millones (1.588 millones de euros) del 2007, indicó.

El pasado 29 de julio, BA e Iberia anunciaron que negocian una posible fusión, que daría lugar al segundo grupo de aerolíneas del mundo por capitalización y el quinto por pasajeros, según confirmó hoy la empresa británica. Walsh insistió hoy en que las conversaciones "durarán aún varios meses", pero se mostró confiado en que se conseguirá la aprobación de los reguladores. También indicó que las negociaciones con American Airlines para una mayor cooperación "progresan bien".

BA dijo que ha encargado seis nuevos Boeing 777-300 ER para entrega en el 2010, que son un 23 por ciento más eficientes en su combustión que los actuales 747-400. La empresa aseguró hoy que la Terminal 5 del aeropuerto londinense de Heathrow, que tuvo una inauguración desastrosa el pasado marzo, funciona ya bien y hasta ahora han pasado por ella unos seis millones de pasajeros. Tras el anuncio de sus resultados, las acciones de BA caían esta mañana un 2,45 por ciento en la Bolsa de Londres, 6,25 peniques hasta 249.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios