Tecnología Nuevos formatos audiovisuales

Sony gana en la alta definición

  • El grupo japonés impone su formato, el Blue-Ray, frente al de su competidor Toshiba, el HD DVD · Las descargas de internet, sin embargo, desafían la existencia del sistema

Comentarios 1

Los días para el HD DVD de Toshiba parecen estar contados. Todos los indicios apuntan a que, en breve, podría entrar a formar parte del limbo tecnológico en el que ya se encuentran el desaparecido formato Beta de video o el Laserdisc. Y es que, según los expertos, el fabricante japonés se retirará esta misma semana de la batalla por el mercado de DVD de última generación, dejando vía libre a su directa rival Sony, que se hará con el liderazgo en este segmento gracias a su modelo Blue-Ray.

Oficialmente, Toshiba asegura que "todavía no ha tomado una decisión al respecto", pero los analistas ya dan al HD DVD por muerto, sobre todo, desde que muchos de los estudios de Hollywood -Warner, 20th Century Fox, Metro Goldwyn Mayer o Disney- y los gigantes estadounidenses de la distribución -Wal-Mart y Best Buy- adoptasen recientemente de forma exclusiva el formato de Sony.

El prototipo de Toshiba, que es menos caro en cuanto a su producción pero tiene una capacidad de memoria más limitada que el Blue-Ray, sigue apoyado por compañías de la talla de Intel y Microsoft en el campo informático, los estudios Universal y un nutrido grupo de fabricantes de productos electrónicos chinos.

El abandono total del HD DVD le costaría a Toshiba varios centenares de millones de euros, aunque otra de las opciones sería continuar con algunos de sus productos dentro de este negocio, como la instalación del sistema en ordenadores personales. Sea como fuere, lo cierto es que la firma nipona ha intentado capear el temporal durante las últimas semanas a golpe de descuentos, aunque, a la vista de los acontecimientos, sin mucho éxito.

Entre las ventajas del HD DVD destaca su compatibilidad con el DVD tradicional, permitiendo reproducir el antiguo formato. Además, su capacidad de almacenamiento es de 15 gigabytes, lo que equivale a la de tres DVD. Sin embargo, aunque el sistema Blu-Ray no es compatible con el del DVD, su capacidad de almacenamiento de 25 GB (cinco DVD) y su mayor calidad de imagen y sonido han inclinado la balanza a su favor.

La derrota de Toshiba ante Sony en la guerra de dispositivos para DVD simplificará, sin duda, la elección del consumidor, pero los analistas se preguntan si realmente este mercado tiene potencial de futuro frente a la popularidad creciente de las descargas en internet. "El precio de estos aparatos disuade al telespectador medio; en el futuro, el cobro a distancia por ver películas de vídeo a través de ordenadores se impondrá, mientras que el modelo anterior está en vías de ser aplastado", aseguran los analistas.

El inminente fin de la batalla entre Sony y Toshiba impulsó ayer las acciones de ambas compañías. Los títulos de la primera subieron un 1 por ciento, mientas que los de la segunda lo hicieron un 5,74 por ciento. Los inversores de ésta se sienten aliviados por que la empresa pueda concentrarse en las actividades más rentables lo antes posible.

El enfrentamiento entre los gigantes nipones comenzó en 2005, cuando ambos decidieron que, en ausencia de un acuerdo para crear formatos universales, fuera el mercado quien zanjara la cuestión. Una guerra que tenía su antecedente más cercano en la pugna de los 80 entre los formatos de video Beta y VHS, que ganó el segundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios