Solbes cree que es "exagerado" hablar de crisis económica

  • El vicepresidente reiteró su confianza en que la economía española comenzará su recuperación en el segundo semestre del próximo año.

Comentarios 37

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, afirma que es "enormemente exagerado" hablar de que la economía española está en crisis, término que él identifica con recesión, es decir, dos trimestres con crecimiento negativo, una circunstancia de la, que, añadió, "estamos lejísimos".

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros en el que se aprobó el techo de gasto no financiero para 2009 y el objetivo de estabilidad presupuestaria para el trienio 2009-2011, Solbes señaló que el PP sabrá por qué prefiere hablar de crisis, si bien admitió que eso no quiere decir que haya sectores con dificultades.

El vicepresidente reiteró su confianza en que la economía española comenzará su recuperación en el segundo semestre del próximo año y añadió que España se encuentra en una posición "muy cómoda" para hacer frente a un menor crecimiento económico en los siguientes ejercicios.

Además, destacó que las cuentas de las Administraciones Públicas tendrán superávit los tres próximos años, algo que sucede desde 2005, y que se producirá gracias a la buena salud de la Seguridad Social, para la que se prevé un saldo positivo en los siguientes tres ejercicios.

Solbes señaló que al igual que en la anterior legislatura, ésta se caracterizará también por el rigor en la gestión, en unos años en los que habrá un menor crecimiento económico.

El vicepresidente indicó que gracias al superávit de los últimos años se han podido tomar algunas medidas discrecionales, como la rebaja fiscal, cuyo coste está cifrado en alrededor de 6.000 millones de euros, que, en su opinión, permitirá un mayor impulso al consumo, complementado con el mantenimiento del esfuerzo inversor que hará que mejore la situación económica.

Dentro de la estrategia de política económica, Solbes destacó, a corto plazo, la puesta en marcha de medidas de estímulo económico y de los estabilizadores automáticos si fuera necesario y la austeridad en el resto del gasto.

Solbes admitió que habrá algunas "dificultades mayores" en los próximos trimestres, pero advirtió que el objetivo a medio plazo es que la situación actual se supere en un tiempo razonable, con dos ejes de acción principalmente como son la mejora de la productividad y de la competitividad.

Asimismo, abogó por mantener la estabilidad presupuestaria, por llevar a cabo reformas sectoriales para facilitar la actividad de las empresas y ampliar el potencial de crecimiento.

Además, se mostró a favor de priorizar el gasto productivo en investigación, infraestructuras y educación y en poner énfasis en el gasto social, "absolutamente necesario" para que los ciudadanos no tengan la sensación de que su bienestar depende del "vaivén económico".

Solbes aseguró que los presupuestos de 2009 serán "neutrales, ni especialmente expansivos, ni restrictivos", en donde "si hay caída de la actividad entrarán los estabilizadores automáticos y en los que se corregirán los desequilibrios de la economía".

 Además, señaló que no hay una nueva previsión sobre las cuentas públicas para el próximo año, aunque admitió que si hay una caída de ingresos "se corregirá la cifra final", que él confía que sea de superávit o en equilibrio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios