Siemens busca aliados en Andalucía para facturar 200 millones en 2010

  • La multinacional tecnológica pretende colaborar con empresas de primer nivel, apoyar proyectos industriales y ofrecerse como partner internacional · Infraestructuras, renovables y salud serán sus áreas de crecimiento

Siemens lo tiene claro: la clave para crecer es estar cerca del cliente y ofrecer soluciones a sus problemas y necesidades. Por ello, la multinacional tecnológica ha virado su estrategia y decidido reforzar su presencia local y regional. Y Andalucía será una de las áreas que más potenciará dentro de este nuevo enfoque, "puesto que ha experimentado un desarrollo espectacular en los últimos años y tiene entre manos proyectos espléndidos a los que nos gustaría contribuir", según Francisco Belil, consejero delegado de Siemens en España y la región Suroeste de Europa.

Belil, que ayer se reunió con el presidente de la Junta, Manuel Chaves, indicó que los planes de la compañía en la región pasan por alcanzar los 200 millones de euros de ingresos en 2010, lo que supondrá un incremento del 21% con respecto a los 165 millones con los que cerró el ejercicio pasado. La fórmula será atender al mercado de forma más directa: apoyar proyectos industriales punteros, colaborar con empresas andaluzas de primer nivel -"estar cerca de ellas, oírlas y dirigir nuestra investigación hacia la resolución de sus problemas"-, y convertirse en sus partners en el salto a los mercados exteriores -"ser sus compañeros de viaje y darles soporte gracias a nuestra gran presencia internacional"-.

Siemens está presente en Andalucía desde hace casi 90 años, emplea a 170 personas y espera crecer el doble que el PIB anual durante los próximos ejercicios, hasta alcanzar los 200 millones mencionados en 2010. La firma cuenta con una fuerte presencia en los sectores energético, industrial y de la salud. De hecho, el primero aportó 100 de los 165 millones que el grupo facturó en la comunidad en 2007, mientras que la automatización industrial y el equipamiento para la prevención y tratamiento de enfermedades acapararon el 65% y el 35% restante, respectivamente.

De cara al futuro, la compañía augura que estas tres áreas -junto a infraestructuras- seguirán siendo las que tiren de su actividad, erigiéndose las energías renovables en "una prioridad, dada la gran apuesta que está realizando el Gobierno andaluz por este sector". El volumen de inversión que se realizará en la comunidad dependerá, no obstante, "de los proyectos concretos en los que entremos, ya que, de momento, estamos tendiendo lazos y oyendo propuestas", aclaró el consejero delegado.

La compañía ha participado en importantes proyectos en Andalucía, tales como la Expo 92, el equipamiento de los aeropuertos de Sevilla y Málaga, y del estadio olímpico de Almería, la automatización de fábricas de Heineken, Puleva, Covap, o el suministro de alta tecnología para el SAS. Asimismo, destacan otros proyectos como el metrocentro de Sevilla, los ciclos combinados del Campo de Gibraltar y Palos,y la informatización del 40% de los hospitales.

Siemens, que nació de la mano de cinco empleados hace 161 años, cuenta, hoy por hoy, con 400.000 trabajadores en 191 países, factura 72.448 millones y tiene un beneficio de más de 4.000 millones. Su desarrollo la ha llevado a ser la segunda empresa más internacional del mundo, tras la FIFA y la Iglesia católica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios