El Senado rechaza el techo de gasto del Gobierno

  • El límite de gasto propuesto por el Gobierno para los Presupuestos Generales de 2008 volverá a debatirse en el Congreso tras los votos en contra del PP, ERC e ICV en el Senado

El Pleno del Senado rechazó hoy el techo de gasto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 y el objetivo de estabilidad presupuestaria para el trienio 2009-2011 al contar con 125 votos en contra, 14 abstenciones y 118 votos a favor.

De esta forma, el límite del gasto financiero, que el Ejecutivo situó en 160.158 millones de euros para la elaboración de los PGE, regresará al Congreso de los Diputados el próximo jueves, donde el Gobierno sólo necesitará la mayoría simple para garantizar la aprobación del mismo.

En concreto, todos los senadores del Partido Popular votaron en contra de esta propuesta, a los que se unieron los senadores de ERC e ICV, hasta sumar un total de 125 votos en contra. Por el contrario, sólo el PSOE y los miembros del PSC que forman parte de la Entesa dieron su aprobación al techo de gasto, mientras que los senadores del PNV, los de Coalición Canaria, el de BNG y los de CiU se abstuvieron.

Así, el texto volverá el próximo jueves a la Cámara Baja, donde el Gobierno previsiblemente sacará adelante el techo de gasto y el objetivo de estabilidad presupuestaria para los próximos tres años, porque sólo necesita una mayoría simple que, con 169 escaños, le garantizan los votos del PSOE.

Como consecuencia de esto, los primeros presupuestos de la segunda legislatura del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero comienzan su tramitación parlamentaria con un claro rechazo en el Senado, tal y como ocurrió en 2006, cuando los votos del PP se unieron a los de CiU y PNV para rechazar el límite de gasto no financiero propuesto por el Ejecutivo.

Sin embargo, este voto negativo no tendrá consecuencias prácticas, dado que el Ministerio de Economía y Hacienda incluyó una disposición adicional en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado de 2005 en la que especificaba que, en caso de rechazo del techo de gasto por parte del Senado, la propuesta se remitiría nuevamente al Congreso, que podría ratificarlo o levantarlo con mayoría simple.

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, lamentó que al final el texto no se haya aprobado en la Cámara Alta, aunque confió en obtener la mayoría simple en el Congreso de los Diputados donde cree que no habrá dificultades para su aprobación definitiva.

"He intentado explicar las razones por las que en mi opinión el techo de gasto es el correcto en este momento, porque incluye un crecimiento del gasto moderado respecto a años anteriores y en línea con el crecimiento del PIB nominal", indicó Solbes a los medios de comunicación después de la votación en el Senado.

Durante su intervención, la senadora socialista Yolanda Vicente pidió "más responsabilidad y menos demagogias" a la oposición y se preguntó qué política económica pretenden los que no han votado a favor del texto del Ejecutivo. "El acuerdo en esta cámara tiene que tener un objetivo muy claro, que el límite de gasto sea para el beneficio de los ciudadanos", indicó.

PSOE: "Tiempos complicados pero no alarmantes"

 "Tenemos unos presupuestos que pretenden ser más productivos y competitivos", defendió Vicente, quien reiteró que el techo de gasto previsto por el Ejecutivo garantiza una gestión austera en el gasto sin perjudicar el gasto social. "Son tiempos complicados pero no tan alarmantes como dicen algunos", indicó.

Se mostró sorprendida de no haber encontrado propuestas económicas por parte de los otros portavoces para hacer frente a la desaceleración que atraviesa la economía. Asimismo, defendió las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo socialista que pretender dar forma al cambio del modelo productivo de la economía.

PP: "Un texto inviable"

Para Utrera, el texto que se ha votado hoy en el Senado es "inviable" porque se basa en unas expectativas de crecimiento económico que no son reales. "Este documento ha dejado de ser consistente y ha pasado a ser contradictorio porque las previsiones sobre las que se fundamenta no son lo que son", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios