Salgado dice que las regiones son los escollos a la reorganización financiera

  • La ministra de Economía asegura que las cajas sí "están haciendo los deberes" en el proceso de reestructuración, que debe quedar finalizado en el primer semestre del año

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, cree que las cajas de ahorro están "haciendo los deberes" en el proceso de reestructuración financiera, aunque "algunas" comunidades autónomas "se resisten un poco" a éste. En una entrevista con Efe, Salgado se muestra convencida de que el proceso de fusiones e integraciones de entidades habrá concluido en el primer semestre porque "todo el mundo tiene ya las cartas sobre la mesa".

"Todas las cajas saben cuáles son sus puntos fuertes, cuáles los débiles, quién podría completar esas debilidades sin atacar los puntos fuertes", señaló la ministra de Economía, quien añadió que en muchos casos "lo último que falta es la decisión política" y ésta "no debería tardar más de seis meses".

Salgado espera, por otro lado, que "todos hayamos aprendido la lección" con Caja Castilla La Mancha y que "no haya necesidad de que el Banco de España (BE) vuelva a intervenir alguna entidad".

No obstante, advierte que este año va a ser "difícil" para algunas cajas "si no se toman medidas" porque el negocio inmobiliario no va a crecer. Los márgenes se van a estrechar dado que los tipos son mucho más bajos y los costes por el momento no han disminuido.

La ministra ve "razonable" que el BE esté atento a las negociaciones y lance avisos cuando se retrasen. "Si las negociaciones se prolongan de forma indefinida es razonable que se ponga un plazo", apunta.

En cuanto a las fórmulas de reestructuración, Salgado cree que la del Sistema Institucional de Protección (SIP) -fusiones en las que cada entidad tiene un rating único y una sola supervisión por parte del BE, pero cada una mantiene su personalidad jurídica independiente- es "en principio un instrumento adecuado". "No siempre es posible solucionar con ellos (los SIP) todos los problemas, depende de la situación de partida de cada caja, pero en muchos casos es un instrumento adecuado y perfectamente suficiente", apunta la vicepresidenta.

Lo importante, en su opinión, es que "el conjunto" de entidades que se integran bajo este instrumento "gana solvencia y robustez", porque "se ponen activos en común y se comparten también los riesgos", y por eso "puede ser una solución perfectamente adecuada".

Salgado admite que sigue siendo necesario instar al sector financiero a que haga más esfuerzos por otorgar créditos. A los bancos y cajas "les veo dispuestos, pero hay que decírselo", señala la ministra, que defiende en esta labor la figura de los "facilitadores de crédito" creada por el Ejecutivo para revisar las solicitudes de préstamos previamente rechazados por las entidades.

El Gobierno, insiste, no puede "sustituir" la valoración de riesgos que hace una entidad "ni tampoco" puede obligarla a prestar, porque "la alternativa a esa obligación sería un aval del 100%" por parte de la Administración y "esto no está al alcance ni tampoco sería razonable". "Nosotros podemos ayudar avalando porcentajes de una determinada operación y un porcentaje global de todas las operaciones de una entidad y eso es lo que hacemos", dice Salgado, quien admite que en muchas entidades la valoración de los riesgos se hace "con instrucciones generales".

Por eso, añade, hay que colaborar con el sector para revisar las solicitudes e instarle a que las mire "con más atención", para procurar que algunos clientes, sobre todo las empresas pequeñas, consigan una "segunda oportunidad" y tengan un crédito.

Por otra parte, Salgado se muestra convencida de que el visto bueno definitivo de Bruselas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) llegará pronto, antes incluso de que Joaquín Almunia asuma la cartera europea de Competencia.

No obstante, y aunque las entidades españolas no han necesitado inyecciones directas de dinero público y las de muchos otros países sí, Salgado no cree que esto haya supuesto "en absoluto" una dificultad adicional para los bancos y cajas del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios