Sacyr estanca su beneficio neto trimestral en un 1%

  • Obtuvo un beneficio neto atribuido de 205 millones de euros durante el primer trimestre del año.

Sacyr Vallehermoso obtuvo un beneficio neto atribuido de 205 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento de sólo el 1% respecto al mismo periodo de 2007, informó hoy el grupo de construcción, servicios y energía.

El resultado de la compañía que preside Luis del Rivero refleja el efecto de descenso del negocio de promoción, pese a la aportación neta de 182,6 millones que se anotó por la participación del 20% que tiene como primer accionista de Repsol YPF.

La cifra de negocio de Sacyr creció un 4,2% durante los meses de enero y marzo, hasta sumar 1.320 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 12,5% y se situó en 256 millones, arrastrado por los datos de Vallehermoso, filial de promoción inmobiliaria.

Según la compañía, la cifra de negocio arroja un crecimiento del 13,9% y el Ebitda del 7,4% en caso de excluir de su cómputo el negocio promotor.

En concreto, Vallehermoso, segunda fuente de ingresos del grupo, cerró marzo con un descenso del 64,8% en su beneficio neto, hasta 17 millones, y una caída del 25,6% en su facturación, que se situó en 233,1 millones. 

La compañía atribuyó este hecho al menor número de viviendas entregadas, al descenso en las ventas de suelo, y a que las transacciones de terrenos se cerraron sin margen alguno. Además, las preventas se desplomaron un 71,8% en el primer trimestre, hasta 114 millones.

Pese a ello, el consejero delegado del grupo, Manuel Manrique, aseguró que la filial de promoción cerrará 2008 con una facturación por entrega de viviendas (descontando suelo) similar a la de 2007. 

En la presentación de resultados, Manrique destacó que Sacyr Vallehermoso sigue "mostrando fortaleza" pese al actual entorno de "deterioro económico", lo que, en su opinión, refleja el "acierto del grupo en su estrategia de diversificación".

El ejecutivo del grupo atribuyó también el resultado al hecho de que las cuentas no incluyen la parte del beneficio de Eiffage correspondiente al primer trimestre del año (la participación del 33,3% en la gala se vendió en abril), y que por contra incluyen gastos financieros asociados a la misma por 18 millones. AUMENTO DE LOS GASTOS FINANCIEROS.

En total, Sacyr afrontó gastos financieros netos por 215,3 millones de euros en el trimestre, frente a los 177,4 millones de euros registrados en 2007. El incremento deriva del aumento del endeudamiento medio en el periodo y del incremento del coste medio de la deuda, que actualmente se sitúa en el 5,02%.

A cierre del primer trimestre del año la compañía contaba con un endeudamiento financiero neto de 20.215 de millones de euros, un 7,3% más respecto a un año antes. Una vez descontado el efecto de la venta de Eiffage (cerrada en abril), la deuda se reduce hasta 18.295 millones.

En cuanto al resto de áreas de negocio del grupo, la de construcción se mantuvo como primera fuente de ingresos, con 883,39 millones, un 19,6% más, por delante de la de promoción residencial que, pese a los referidos descensos, se mantiene como segunda en facturación.

Valoriza, filial de servicios, cerró marzo con una cifra de negocio de 180,95 millones, y fue la que más creció, un 32,9%; en tanto que Itínere, empresa de concesiones, ingresó 148,98 millones, un 25% más. Testa, la rama patrimonial, se mantuvo estable con una facturación de 67,97 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios