Última hora Trasmediterránea anuncia la salida del ferry para esta tarde. Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto

Osborne adquiere a Pernod Ricard 14 marcas de la antigua Domecq

  • La bodega portuense gana la puja a Estévez y Nueva Rumasa tras cerrar una operación que roza los 50 millones

Pernod Ricard España, propietaria de parte de los activos de las antiguas Bodegas Domecq, venderá un total de 14 marcas de brandies y vinos de Jerez a Grupo Osborne, según informó ayer la compañía. Fuentes del sector indicaron que la operación está valorada en alrededor de 50 millones de euros. El paquete abarca algunos de los caldos más conocidos del Marco de Jerez como los brandies Carlos I, Carlos III y Felipe II, el Fino la Ina y el Oloroso Río Viejo. Sin embargo, la venta no incluye la marca Domecq, que permanecerá bajo la propiedad de Pernod Ricard.

La elaboración de todas estas marcas, tanto las adquiridas por Osborne como las que permanecen en manos de Pernod Ricard España, Domecq 1820 y Domecq sherries, continuará en manos de la multinacional estadounidense Beam Global, que se repartió junto a Pernod Ricard el antiguo grupo propiedad de la inglesa Allied Domecq.

Beam Global mantiene también la propiedad de los brandies Fundador y Terry Centenario y el vino Harveys Bristol Cream, además de comercializar en España marcas de prestigio de bebidas espirituosas como Dyc o Gin Larios.

Pernod Ricard destacó que la operación "está en línea con la estrategia de de enfocarse en sus marcas principales", mientras que para Osborne este portafolio completa su cartera actual y supone un avance en su estrategia de crecimiento a través de adquisiciones que aporten sinergias.

De esta forma, el grupo con sede en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María dará un paso adelante hacia el liderazgo en el sector del brandy, donde cuenta con marcas afianzadas como Magno y Veterano. La materialización de este acuerdo refuerza las buenas relaciones comerciales entre ambas compañías, que cuentan con diferentes alianzas, entre las que destaca la distribución que Osborne efectúa en España de la marca Seagram's o la comercialización que Pernod Ricard realiza en algunos países latinoamericanos del brandy 103 de Osborne. Fruto de este entendimiento, Pernod Ricard continuará distribuyendo en algunos mercados, como por ejemplo Filipinas, las marcas que ahora pasan a ser propiedad de Osborne.

El cierre de la operación marca el fin de una larga pugna de más de cinco meses entre Osborne, Nueva Rumasa y Grupo Estévez sobre parte de la antigua Domecq. El holding perteneciente a la familia Ruiz-Mateos estuvo pujando hasta casi el último momento.

Por su parte, Beam Global recalcó ayer que las marcas afectadas por el proceso de venta no suponen más del 6 por ciento del volumen anual de la producción de la bodega. La firma norteamericana incidió en que las marcas que mantiene en propiedad no están en venta, y que garantiza la continuidad de sus puestos de trabajo a todos sus empleados de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios