Mutua Madrileña se apoya en los extraordinarios para ganar el 20% más hasta junio

  • La aseguradora logra un beneficio neto de 271 millones, gracias a las plusvalías por la venta de un 1,17% de Banco Santander

Mutua Madrileña sacó pecho ayer del fuerte aumento del 20% de su beneficio neto en el primer semestre del año, periodo marcado por el estancamiento de la economía española. Este resultado se ha sustentado en las plusvalías que se ha anotado la firma tras vender su participación en Banco Santander, y que han conseguido salvar las cuentas tras la caída en los ingresos por primas de automóviles, su negocio básico tradicional.

En concreto, el grupo asegurador ha logrado un beneficio neto de 271 millones de euros en el primer semestre de 2008, lo que supone un incremento aproximado del 20,5% en relación al mismo periodo del ejercicio anterior, según fuentes del sector consultadas por Europa Press. La entidad no ofreció comparación de este resultado con el de 2007.

El beneficio de estos seis primeros meses del año se ha visto impulsado por las plusvalías de 508 millones obtenidas por la venta de su participación del 1,17% en Santander a comienzos de 2008, tras el acuerdo firmado en noviembre de 2007. Igualmente, Mutua Madrileña señala que "el resultado recoge los ajustes a valor de mercado de la cartera de inversiones estratégicas". La firma había valorado en abril sus inversiones en renta fija, variable y otras empresas en 4.142 millones a precios de mercado, entre ellas un 2% en Repsol y un 5% en Sacyr, pero la caída de la bolsa ha reducido ese montante.

Por su parte, los ingresos por primas de los seguros de automóviles descendieron un 5% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta rozar los 600 millones de euros, principalmente por la decisión de la compañía de congelar o reducir sus tarifas de auto en beneficio de los mutualistas, según explicó la entidad.

Mutua anunció en enero la congelación de sus tarifas para 2008 y que no aplicaría la subida del IPC a sus productos para automóviles, lo que suponía un coste de 60 millones de euros y afectaría a 1,5 millones de pólizas.

Mutua también explicó que en el descenso de los ingresos por primas incidió la fuerte disminución en el primer semestre del año de la venta de automóviles nuevos (-17,6% respecto a 2007) y la "elevada intensidad competitiva del sector" asegurador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios