Marsans abre el capital de Aerolíneas Argentinas a los inversores locales

  • El grupo español reducirá su presencia del 95% a sólo el 35%

El futuro de Aerolíneas Argentinas podría comenzar a despejarse. La compañía ha cerrado un principio de acuerdo para favorecer la argentinización del accionariado de la compañía, por el que el Grupo Marsans, propietario del 95% del capital, reduciría su participación hasta "una mayoría de control" del 35%. Un porcentaje similar quedaría en manos de entidades financieras o empresas locales, otro 20% pasaría a ser controlado por el Gobierno argentino (que ahora ostenta el 5%) y el 10% restante se dividiría entre un 5% en manos de las provincias y otro 5% bajo control de los trabajadores.

Fuentes de Marsans destacaron ayer que todavía no se ha cerrado la entrada de los nuevos accionistas argentinos, aunque se mostraron confiados en que el principio de acuerdo, cerrado la semana pasada por el presidente de Marsans, Gonzalo Pascual, fructifique. "Estamos esperanzados. Es un paso adelante. Ahora habrá que esperar que no se malogre", señalaron.

Pascual viajará hoy mismo a Argentina para intentar cerrar los flecos del acuerdo, que podría poner fin a las tensiones surgidas en los últimos meses, en los que el Gobierno de Buenos Aires ha presionado para reforzar la presencia argentina en Aerolíneas. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, pudo abordar el conflicto durante su reciente visita a Argentina la semana pasada.

Fuentes de la empresa especificaron además que el copropietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, presidente también de la patronal CEOE, no acudirá en esta ocasión al país suramericano y precisaron que no existe un plazo determinado para intentar atraer inversores locales al capital de la compañía aérea, adquirida por Marsans en 2001.

En medios argentinos se especula con la posibilidad de que Juan Carlos López Mena, dueño de la empresa Buquebús, y Jorge Brito, presidente del Banco Macro, entren en Aerolíneas, aunque el segundo se ha apresurado a desmentir su presunto interés. "Nunca se me hizo ninguna propuesta, ni lo he analizado como negocio", subrayaba ayer.

Desde Marsans, el propio Gonzalo Pascual se mostraba recientemente favorable a argentinizar la aerolínea, incluso "a través de una salida a bolsa donde todo el pueblo pudiera participar". No obstante, reconoció que para debutar en el parqué deben darse una serie de circunstancias propias de una "compañía estabilizada, con unos gremios como es lógico estables y dentro de un contexto social de paz y de desarrollo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios