Innoliva invertirá 260 millones en olivares de Córdoba y Portugal

  • El proyecto está liderado por la constructora navarra MRA y cuenta con capital de la familia Del Pino y Caixa Catalunya

La revolución ya ha llegado al mundo del olivar. Árboles sembrados a 1,35 metros de distancia, capaces de dar aceitunas a los tres años de vida, con una producción tres veces mayor a la tradicional, una calidad óptima, unos costes escasos y una cosecha a máquina. Pensar en esto hace una década era una utopía. Hoy es una realidad.

La constructora navarra MRA -a través de su filial Innoliva- está desarrollando en la finca El Río -entre el término cordobés de Fuente Obejuna y el pacense de Peraleda del Zaucejo- un sistema denominado "olivar superintensivo" con el que pretende revolucionar el tradicional mundo del aceite de oliva, un cultivo que salvo los tractores y modernas vibradoras de la actualidad se sigue practicando con los mismos patrones que hace 2.000 años.

Polan, sociedad de inversión de la familia Del Pino, y Caixa Catalunya, a través de su filial Invercartera, han entrado como socios de referencia en el proyecto, que pretende convertirse en un "referente mundial" en la producción de aceite de oliva virgen extra. El Grupo MRA indicó que el plan de negocio de Innoliva recoge 260 millones de euros de inversión hasta 2013 en terrenos, sistemas de riego y plantación.

El objetivo de este proyecto se centra en transformar y cultivar 10.300 hectáreas, la mayor parte en Portugal, con métodos innovadores de plantación, producción y gestión. La firma espera situarse en torno a 100 millones de euros de facturación a partir de 2015, cuando las plantaciones estén a pleno rendimiento. En Córdoba, este sistema ya ha comenzado a dar sus primeros pasos. De hecho, Innoliva ha recogido este año la primera cosecha de unos olivos que sembró hace sólo tres años.

Asimismo, Innoliva está desarrollando un plan de I+D en colaboración con la Universidad de Córdoba, para analizar nuevas variedades, estudiar el abonado de las tierras y mejorar la gestión de las plantaciones. "Todo ello para producir 120.000 toneladas de aceituna arbequina, que con un rendimiento graso medio del 20% permitirá obtener 24.000 toneladas de aceite virgen extra", agregó la compañía. El grupo invertirá 20 millones en sus propias almazaras y desarrollar un proyecto de biomasa para generar electricidad a partir del residuo del olivar y la aceituna, con inversiones de 50 millones de euros para gestionar 25 MW de potencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios