ING abre una 'megaoficina' en Sevilla para acelerar su avance en Andalucía

  • La entidad, que ya tiene 182.000 clientes y un negocio de 2.200 millones de euros en la comunidad, no descarta la apertura de otra sucursal en Málaga a medio plazo

Comentarios 7

El fresh banking de ING Direct ya tiene cara en Andalucía. El banco de origen holandés inauguró ayer en Sevilla su segunda megaoficina operativa en España -la primera la abrió en Madrid en julio de 2006-, un palacete de 540 metros cuadrados desde el que pretende dar un impulso a su actividad y acelerar el ritmo de crecimiento que mantiene en la comunidad autónoma. Así lo explicó el director general de ING Direct España, César González-Bueno, quien señaló que la entidad cerró 2007 con 182.000 clientes y 2.200 millones de euros bajo gestión en la región.

Ambas cifras colocaron a Andalucía como la tercera comunidad en importancia para el banco (tras Madrid y Cataluña); más aún si se tiene en cuenta que superaron en un 15 por ciento los registros de 2006 y que la media de crecimiento a nivel nacional fue 3 puntos inferior. Buena parte de ese avance obedeció, según González-Bueno, al tirón de Sevilla, Málaga y Cádiz, figurando éstas dos últimas entre las cinco provincias españolas en las que más repuntó la actividad de ING Direct durante 2007. A juicio del director general de la entidad, la progresión en esta comunidad refleja un cambio de tendencia tanto en los hábitos de vida como en la propia cultura financiera. Y es que no hay que olvidar que, a diferencia de lo que ocurre con la banca tradicional, prácticamente todas las transacciones de los clientes del banco naranja se realizan por internet o por teléfono.

¿Cuál será entonces el cometido de la megaoficina? Pues, atender a los clientes en lo que César González-Bueno calificó como "momentos de la verdad", esto es, circunstancias en las que la envergadura de la decisión financiera que vayan a adoptar exija asesoramiento experto: la elección de un plan de pensiones, la formalización de una hipoteca, la configuración de una determinada inversión...

Además de la oficina y del cambio de tendencia antes señalado, las grandes bazas de ING Direct para acelerar su avance en Andalucía serán dos: la ausencia de comisiones y la alta remuneración de sus productos de inversión. "El 75 por ciento de los andaluces no mira con detenimiento las comisiones que se les cobra [la media a nivel nacional es del 36] y en esta región la proporción de dinero remunerado al cero por ciento es superior que en el resto de España, donde hay 275.000 millones de euros que apenas rentan en los bancos", apuntó González-Bueno al respecto.

Si al potencial de crecimiento que esos dos datos manifiestan se le une la extensión del territorio andaluz, sería lógico pensar que el siguiente paso del líder de la banca on line en España apuntaría a abrir otra megaoficina en Málaga, para cubrir la zona oriental de la región. De hecho, el director general de la entidad reconoció que barajan esa idea, aunque precisó que todavía no se ha tomado la decisión ni se han fijado fechas para ello.

En estos momentos, el 100 por ciento de los clientes andaluces tiene una Cuenta Naranja. El 20 por ciento de ellos dispone, adicionalmente, de productos de inversión, el 7,6 tiene una Cuenta Nómina y el 4 por ciento, una hipoteca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios