Google cree que hay "una buena base" para cooperar con Yahoo

  • El consejero delegado Eric Schmidt reconoce posibilidades de acuerdos después de que Yahoo haya probado la publicidad de Adsense con "éxito"

El consejero delegado de Google, Eric Schmidt, cree que existe "una buena base" para cooperar con su competidor Yahoo tras el test realizado con esta compañía en el área de publicidad online, aunque insistió en que no hay acuerdo sobre la mesa.

En un encuentro con la prensa celebrado en la sede de la firma en Silicon Valley, Schmidt afirmó que el programa piloto con Yahoo fue "un éxito" y que eso "es una buena base para seguir hablando".

Yahoo anunció en abril que probaría de forma temporal el servicio de publicidad AdSense de Google e incorporaría los anuncios de este último en parte de las búsquedas que se hagan en su portal de Internet desde Estados Unidos. La posibilidad de que Yahoo firmara un acuerdo a más largo plazo fue, precisamente, una de las razones esgrimidas por Microsoft para retirar su oferta de compra sobre el portal.

Schmidt, que asistió al encuentro con la prensa acompañado de Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, reconoció que "le sorprendió" que Microsoft retirara la oferta, aunque añadió que la historia podría no haber terminado todavía. "En este negocio, nunca digas nunca jamás", señaló Schmidt, quien comentó, no obstante, que Google se alegró de que la alianza no llegara a término.

Para el consejero delegado de Google y sus fundadores, Microsoft se ha convertido en "un serio competidor" y una hipotética unión de este grupo les hubiera preocupado, "dada la historia" del gigante del software. Preguntado sobre las prioridades de Google para este año, Schmidt señaló la obtención de beneficios con su servicio de vídeos en internet Youtube, que el buscador adquirió en 2006.

La empresa proyecta lanzar nuevos productos para Youtube en los próximos meses, anunció el directivo, aunque declinó dar detalles sobre ellos porque no se encuentran todavía "ni siquiera en versión beta". Para Google, también sigue suponiendo un reto combinar su rápido crecimiento -el grupo ya tiene 20.000 trabajadores- con la integración de los nuevos empleados en la compañía y en sus valores, aseguró.

El buscador "no ha perdido su capacidad de atraer grandes talentos", dijo Schmidt y añadió que la firma no está en absoluto preocupada por la marcha en los últimos meses de algunos de sus principales directivos a la red social. El último en abandonar la compañía fue su vicepresidente de comunicación, Elliot Schrage, al que Schmidt agradeció en la reunión por su labor en Google.

El encuentro con la prensa se celebró poco antes de la junta general de accionistas de Google, a la que el buscador llega reforzado y con buenas noticias para el accionariado. Tras alcanzar un mínimo de 412 dólares el pasado marzo, los títulos de la firma han despuntado un 42 por ciento desde entonces y hoy cerraron a 582  dólares.

El buscador demostró con sus resultados del primer trimestre del año que la crisis económica en EEUU no le está afectando y que sus ingresos por los anuncios que publica junto a los resultados de las búsquedas, su principal fuente de beneficios, siguen siendo fuertes. Google ganó en este periodo 1.310 millones de dólares, un 30 por ciento más que en el mismo trimestre de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios