El Gobierno adelanta que el tercer trimestre registrará cifras similares

  • El secretario de Estado de Economía, David Vegara, considera "difícil" que la inversión se recupere a corto plazo

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, aseguró hoy que el incremento del PIB registrado en el segundo trimestre del año (1,8% en tasa interanual) es "consistente" con situación de desaceleración económica que atraviesa el país y adelantó que las cifras intertrimestrales del tercer trimestre no estarán "muy alejadas" de las registradas en los dos primeros trimestres del año (0,3% entre enero y marzo y 0,1% entre abril y junio).

En una rueda de prensa, Vegara consideró "muy prematuro" hablar de cifras concretas de cara al tercer trimestre, aunque admitió que las tasas interanuales serán inferiores a las de los dos primeros trimestres, algo "coherente" con las previsiones del Ejecutivo, que pasan por alcanzar un 1,6% en el conjunto del año. "Para alcanzar el 1,6% habrá que crecer a tasas inferiores", señaló Vegara.

No obstante, reiteró que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no trabaja con la hipótesis de la recesión técnica, y recordó que el actual escenario económico se caracteriza por un "difícil" contexto internacional que, en España, se ha combinado con el ajuste del sector de la construcción, principal motor de crecimiento durante los últimos años.

Así y a pesar de que el secretario de Estado admitió que los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ponen de manifiesto que el ajuste de la economía "es una realidad" y que "la ralentización económica" no es "una buena noticia", insistió en que también demuestran que la economía española está resistiendo "mejor que otros países" a un entorno global "muy complicado".

"Si se confirman los datos avanzados por Eurostat el crecimiento de España es mayor al de otros países", señaló Vegara, quien también destacó el "avance positivo" que supone la contribución del sector exterior al crecimiento económico, situación que no se daba desde el 2001. "Significa que vamos hacia un patrón de crecimiento más equilibrado, con menor peso de la demanda interna", subrayó.

En este sentido, explicó que la mejora de la contribución del sector exterior es consecuencia del "descenso acusado" de las importaciones durante el segundo trimestre y del mantenimiento de las tasas de exportación, lo que, a su parecer, pone de manifiesto la capacidad de las empresas españolas para mantener la cuota de mercado pese a la desaceleración.

De cara al futuro, Vegara reconoció que no cabe esperar que las exportaciones vayan a aumentar de una forma significativa debido a la desaceleración económica de la UE, principal mercado exportador para España, aunque confió en que se mantengan en cifras próximas a las actuales para que la aportación del sector exterior siga siendo positiva.

Preguntado por la posible incidencia de la huelga de transportes en la desaceleración del sector industrial, consideró "razonable" pensar en cierta influencia, aunque invitó a esperar a los datos de producción industrial correspondientes a los meses de julio y agosto porque son, a su juicio, los que permitirán valorar el verdadero impacto del parón de los transportistas que tuvo lugar el pasado mes de junio.

Sobre la caída de la inversión y la posibilidad de que se convierta en algo tendencial, Vegara aventuró "una recuperación difícil a corto plazo" de esta variable debido, sobre todo, al ajuste de la construcción, al tiempo que recordó el mensaje que mandó el vicepresidente económico, Pedro Solbes, a las empresas españolas para que se sigan dedicando plenamente a la inversión y al empleo.

Finalmente, preguntado por la propuesta de la Presidencia francesa de la UE de actuar de una forma conjunta contra la crisis económica, Vegara dijo que aún no existe una iniciativa concreta de actuación, aunque indicó que Francia podría presentar su propuesta en la próxima reunión del Ecofín que tendrá lugar en el mes de septiembre, al tiempo que aseguró que España prestará "el máximo interés" a la misma.

Además, defendió la actitud del Gobierno al aprobar un nuevo paquete de medidas para hacer frente a la crisis en la que se encuentra inmersa la economía española, puesto que, a su parecer, la obligación del Ejecutivo es hacer que "la transición económica" se lleve a cabo de la mejor forma posible. "El Gobierno da respuesta a la situación económica y lo seguirá haciendo siempre que sea necesario", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios