Fibanc prevé duplicar su actividad en Andalucía en un plazo de dos años

  • La entidad, propiedad del grupo italiano Mediolanum, cerró 2007 con 136 millones de euros bajo gestión en la comunidad

Fibanc ha declarado estratégico el mercado andaluz, en su afán por ganar cuota a nivel nacional. Tanto es así, que la entidad, propiedad del grupo italiano Mediolanum, se ha propuesto duplicar su actividad en la región en un plazo de dos años, para pasar de los 136 millones de euros que gestionaba al cierre de 2007 (un 25% más que un ejercicio antes) a los 272 millones. Para ello, desarrollará un intensivo plan comercial, por el que su red de consultores financieros, que actualmente está integrada por 156 personas, alcanzará los 300.

Massimo Doris, consejero delegado de Fibanc, recalca la ventaja competitiva que, frente a la banca tradicional, representa su modelo de negocio, ya que la atención a la clientela no se articula a través de oficinas, sino con asesores personales disponibles "cuando y donde diga el cliente, algo que en el resto de las entidades está reservado a los millonarios". Precisamente, el aumento de la red de esos consultores conllevará la apertura de centros de trabajo en toda la comunidad autónoma. A finales de 2007 ya había dos en Sevilla y uno en Málaga, Algeciras, Jerez y Córdoba. Doris puntualiza que esos centros están destinados a la operativa diaria de los asesores, puesto que las transacciones habituales de los clientes (tiene 6.000 en Andalucía) se canalizan por internet, el teléfono y el teletexto.

Las dos primeras opciones son las que más se utilizan. El consejero delegado del banco subraya, a ese respecto, que el 70% de los contactos se hacen por la Red e incide en que, para la atención telefónica, disponen de un banking center, en el que los operadores contestan el 95% de las llamadas en un tiempo de entre cinco y seis segundos.

Al estar especializada en la gestión del ahorro familiar y representar el negocio crediticio una actividad secundaria, la escasez de liquidez a la que se ha visto sometida la banca desde que estallara la crisis subprime ha pasado sin pena ni gloria por Fibanc. De hecho, la entidad ha sido prestadora de dinero en el mercado interbancario. No obstante, Massimo Doris reconoce que la intención del grupo es crecer en la oferta de préstamos, con el objeto de "ganar en clientes para los que seamos su único banco".

La actual coyuntura, con esa escasez de liquidez que ha recrudecido la competencia en el sector financiero por la captación de recursos de clientes, hace "difícil" el reto de duplicar la actividad en Andalucía, según admite Doris, quien se muestra convencido, sin embargo, de que es "posible, sobre todo, porque aún somos pequeños". En este sentido, recuerda que, mientras en Italia disponen de 6.300 consultores, en España son 640, "por lo que hay mucho campo por recorrer". Por comunidades autónomas, Cataluña concentra el mayor grado de penetración de Fibanc -fue fundado allí por Carlos Tusquets-, aunque su responsable resalta el ritmo de crecimiento de Andalucía (representa entre el 5% y el 6% de la activ idad) y Valencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios