Ferrovial tendrá que vender tres de sus siete aeropuertos británicos

  • Las autoridades del país creen que BAA, filial del grupo español, debería renunciar a dos en Londres y uno en Escocia para romper con lo que consideran un "monopolio"

El gestor aeroportuario BAA, propiedad de Ferrovial, tendrá que vender "en un plazo prudencial" tres de sus siete aeropuertos británicos si el dictamen final de la Comisión de Competencia (CC) del Reino Unido ratifica en marzo de 2009 los resultados provisionales de su investigación, anunciados ayer. De acuerdo con dicho dictamen, para el que ahora se abre un proceso de alegaciones hasta diciembre, BAA deberá desprenderse de dos aeródromos en Londres (probablemente Gatwick y Stansted) y uno en Escocia (Edimburgo o Glasgow) para romper la situación de casi "monopolio" que ostenta en el país. Aunque la CC admite que puede haber cambios de aquí a marzo, el máximo responsable de este organismo, Christopher Clarke, subrayó que la investigación lleva mucho tiempo y que las partes ya han tenido ocasión de exponer sus posiciones.

Estos argumentos coinciden con los mantenidos en los últimos meses tanto Ferrovial como BAA, desde donde se incide en que los aeropuertos son activos muy cotizados y que la venta no les supondrá ningún perjuicio financiero.

Respecto a los que podrían aspirar a hacerse con los aeródromos, se ha apuntado a varios: desde Manchester Airport Group, el segundo mayor gestor británico, hasta la alemana Hochtief, Global Infrastructure Partners (fondo de GE-Credit Suisse), la australiana Macquarie o la aerolínea Ryanair, cuyo presidente, Michael O'Leary, desmintió ayer tal extremo.

Colin Mathews, consejero delegado de BAA, advirtió que la ejecución del dictamen podría retrasar la construcción de más pistas y dificultaría la mejora en el servicio al cliente. También anunció que pedirán aclaraciones al Gobierno. Ferrovial compró BAA hace dos años por 18.000 millones de dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios