Felipe González y Rodrigo Rato creen que la crisis aún no ha tocado fondo

  • El ex presidente pronostica un "ajuste duro", mientras que el ex director del FMI insta a los bancos centrales a vigilar la inflación

El ex presidente del Gobierno Felipe González y el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato señalaron ayer que la crisis económica aún no ha tocado fondo, aunque mostraron su confianza en que su duración no sea larga. En este sentido, Rato explicó que hay ámbitos, como el mercado inmobiliario estadounidense, en los que la crisis "no ha tocado suelo", condición necesaria "para que los efectos se suavicen". Según indicó, la situación al otro lado del Atlántico es de "desaceleración muy fuerte, que podría llegar a ser recesión", aunque matizó que ya se detectan algunas variables propias de una recuperación.

De hecho, apuntó que, pese a que "la confianza de los bancos no se ha recuperado", es probable que en los resultados del primer y segundo trimestre del año las empresas reflejen "todo lo que se ha perdido". No obstante, se negó a adelantar un pronóstico acerca de lo que sucederá, ya que, ironizó, "no es fácil hacer previsiones, sobre todo, sobre el futuro". "Los bancos ya están captando capital" y "los efectos continuarán durante el tiempo de encarecimiento del crédito", añadió Rato, quien también alertó de la "mala combinación" que representa una alta inflación con escaso crecimiento.

Por este motivo, aconsejó a los bancos centrales que mantengan sus políticas de estabilidad de precios y dudó de que los tipos de interés regresen a los bajos niveles de los últimos años. En su opinión, la crisis financiera a la que se enfrenta la economía internacional "sólo puede compararse, en volumen, a la de los años treinta", por lo que pidió un "consenso global" en foros como el G-7 o el G-8 para afrontarla, ya que "una nación no puede hacer frente por sí misma" a esa situación.

Por su parte, Felipe González indicó que "parece que la crisis va a continuar", y pronosticó un ajuste "duro, pero rápido". "El ajuste rápido va a tener implicaciones sobre cómo se van a desplazar las relaciones de fuerza en el mundo", apuntó el ex presidente. González, que participó junto con Rato en la convención de directivos de Repsol, aprovechó para elogiar al anterior presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, al que calificó de "brujo". También hizo un llamamiento a la calma y aseguró que, al contrario de lo ocurrido durante el crack de 1929, esta vez "no se verá a la gente tirándose desde la planta 40".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios