El FMI se suma a Bruselas y retrasa la recuperación española a finales de 2010

  • España entra en recesión por primera vez en 15 años, tras dos trimestres de caídas en el PIB · Los expertos señalan que el inicio de 2009 "será peor" y alargan la agonía un año más allá de lo previsto por el Gobierno

Comentarios 4

El peor de los efectos de la crisis, la recesión, se ha instalado en España, después de que la economía registrase dos caídas trimestrales consecutivas en 2008, tras 15 años de crecimiento ininterrumpido. Es más, los analistas señalan que lo peor podría estar por llegar y ya calculan que la evolución de la economía en el primer trimestre de este año "no será mejor" o incluso "será peor" y, "con mucha cautela", pronostican que la recuperación podría comenzar en el segundo semestre de 2010. En esto coinciden con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) caiga el 1,7% este año y el 0,1% en 2010, con lo que coincidiría con la Comisión Europea en que la recesión se prolongaría un año más de lo pronosticado por el Gobierno.

Según confirmó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), España entró en recesión en el cuarto trimestre de 2008, cuando el PIB cayó el 1%, descenso que se suma al del 0,3% del tercer trimestre. A pesar de estas caídas, 2008 se saldó con un crecimiento del 1,2% (2,5 puntos menos que en 2007), en línea con la última previsión hecha por el Ejecutivo, debido al empuje de los dos primeros trimestres, cuando el PIB todavía creció el 0,4 y el 0,1% en tasa intertrimestral, y el 2,7% y el 1,8% en interanual.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, el PIB cayó el 0,7% en el cuarto trimestre, lo que supone el primer retroceso interanual desde el tercer trimestre de 1993 (-0,6%). Esta contracción fue consecuencia de la caída de la demanda nacional que no pudo ser compensada por la aportación positiva del sector exterior.A falta de conocer el día 18 el dato definitivo, la caída del 1% del cuarto trimestre es una décima inferior a la calculada por el Banco de España. El organismo advirtió entonces que el deterioro de la economía se aceleró en los tres últimos meses del año, con caídas del consumo y de la inversión, así como un retroceso del empleo del 3%.

A su juicio, fue el consumo de los hogares -con tasas negativas en la última parte del año- el componente que más pesó en la desaceleración de 2008, por encima de la caída de la inversión residencial, que estimó fue de hasta el 20% en los últimos tres meses.

Con respecto al año recién estrenado, el Banco de España vislumbra un panorama sombrío y reclama más reformas estructurales y, sobre todo, una laboral. No obstante, valora las medidas adoptadas por la Comisión Europea y el Gobierno español, así como las bajadas de tipos, que junto con la menor inflación y una "eventual" superación de las tensiones financieras deberían "aliviar" la caída.

Más negro es el panorama que describe el FMI. Sus cálculos apuntan a que la recesión de la economía se mantendrá este año y el siguiente. Prevé una caída del 1,7% para 2009 y del 0,1% para 2010, con lo que se suma a los vaticinios de Bruselas, que adelanta que la recesión se prolongará un año más de lo dicho por el Gobierno.

En ello coinciden los expertos. Juan Iranzo, del Instituto de Estudios Económicos (IEE), como Ángel Laborda, de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Carlos Maravall, de Analistas Financieros Internacionales (AFI) y Caja Madrid consideran que la economía tocará fondo este año y que los primeros síntomas de recuperación no aparecerán hasta el segundo semestre de 2010. Estimaciones que contrastan con las previsiones del Ejecutivo, que prevén que el PIB retome la senda del crecimiento en 2010, con un avance del 1,2 %.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios