El Euríbor se estabiliza en su punto más bajo de agosto

  • Aumentan las reclamaciones presentadas ante el Banco de España contra los servicios financieros de las entidades.

El Euríbor parece estabilizarse finalmente, incluso con una leve tendencia a la baja, ya que su cotización diaria descendió hasta el 5,31 por ciento frente al 5,35 por ciento de ayer, después de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuviera los tipos de interés sin ninguna variación. Es la tasa diaria más baja registrada en lo que va de mes de agosto y refleja, según los expertos, que el mercado interbancario preveía la estabilidad de los tipos, impuesta por el instituto emisor europeo. Los seis valores del Euríbor pertenecientes a los días que hubo actividad bancaria dejan una media de 5,35 por ciento, lo que supondría una subida de 0,689 puntos respecto del índice de agosto de 2007. 

Aunque los expertos prevén que el índice se mantendrá en tasas elevadas en los próximos meses, el Euríbor se relajó en la última jornada, situándose por debajo del 5,31 por ciento, la tasa más baja registrada en lo que va de mes de agosto. Esta cifra responde al mantenimiento de los tipos de interés impuestos por el Banco Central Europeo.

El dato del Euríbor de la jornada de hoy destaca especialmente por la previsión que auguran la mayoría de analistas. Es el tipo de interés al que se conceden la mayoría de hipotecas en España y se estima que girará en los próximos meses en torno al 5,4 por ciento. Otros, incluso, valoran que pueda alcanzar el 6 por ciento. En cualquier caso, nadie pronostica subidas tan acusadas como las de los últimos meses. 

El Euríbor cerró el mes de julio en el 5,39 por ciento, lo que supone un nuevo máximo histórico por segundo mes consecutivo y encarece las hipotecas en 74 euros mensuales y 890 al año. Por su parte, el Banco de España anunció que la inquietud de los consumidores por la subida del precio del dinero y del Euríbor provocó un aumento de las reclamaciones presentadas ante el organismo contra los servicios financieros de las entidades. El Banco de España valoró que las reclamaciones de los consumidores registrarán un significativo crecimiento de más del 10 por ciento en 2008, debido a las dificultades económicas.

Respecto a los tipos de interés, el Banco Central Europeo no subirá los tipos en lo que queda de 2008, según  algunos expertos, que basan su argumento en la bajada del precio del petróleo, uno de los principales componentes que inciden en la inflación. No obstante, sí aseguran que en ningún caso el Euríbor retrocederá posiciones mientras continúen persistiendo las tensiones en los mercados financieros, que podrían prolongarse más allá de 2008, hasta 2009 e, incluso, 2010. Todo ello según las previsiones del Banco de España.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios